En directo
    Economía
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    El presidente de Toshiba ha formalizado hoy su esperada dimisión después de que un informe independiente revelase que la compañía había estado inflando los beneficios durante los últimos seis años en el mayor escándalo económico que sufre Japón en décadas.

    "Tenemos una gran responsabilidad", ha asumido Hisao Tanaka tras la preceptiva reverencia del perdón, que se ha alargado durante medio minuto: "Veo esto como el mayor daño para nuestra marca en más de 140 años de historia (…) No creo que podamos superar estos problemas de la noche a la mañana", ha añadido.

    La compañía se ha disculpado con los accionistas y prometido nuevos instrumentos para evitar que sucesos así se repitan.

    En la multitudinaria rueda de prensa también han presentado su dimisión los directivos que precedieron a Tanaka en la presidencia, el hasta ahora vicepresidente, Norio Sasaki, y el consultor Atsutoshi Nishida.

    El presidente Masashi Muromachi relevará temporalmente a Tanaka y la compañía buscará a directivos externos para llenar los asientos vacíos de su Junta directiva.

    Un demoledor informe publicado ayer aseguraba que la cúpula de Toshiba había falseado sistemáticamente las cuentas desde 2008 para engordar los beneficios operativos en 151 mil millones de yenes (1,22 mil millones de dólares o 1,12 mil millones de euros).

    El informe, elaborado por un equipo independiente durante dos meses, fue solicitado después de que las primeras irregularidades en los libros de contabilidad emergieran en febrero.

    Las conclusiones señalan que el fraude era generalizado en muchas divisiones y sostenido en el tiempo, y acusa a Tanaka de enviar correos electrónicos a sus subordinados para que manipulasen las cifras.

    El escándalo va más allá de afectar a una sola multinacional y pone en entredicho la gerencia empresarial altamente jerarquizada en las grandes multinacionales del país.

    "Dentro de Toshiba hay una cultura corporativa que impide a los trabajadores ir en contra de los deseos de sus superiores, así que cuando los altos directivos presentaban sus retos, los presidentes de división, los encargados de producción y los empleados por debajo de ellos continuamente realizaban prácticas contables inapropiadas para alcanzar los objetivos de sus superiores", señala el informe.

    El caso de Toshiba recuerda al que afectó en 2011 a la multinacional japonesa Olympus, que había ocultado pérdidas de 1,7 mil millones de dólares.

    El ministro de Economía, Taro Aso, ha afirmado que este nuevo escándalo podría afectar a la confianza en la gerencia corporativa nacional cuando el país está intentando atraer inversión internacional.

    El informe ha sido publicado justo después de que el primer ministro, Shinzo Abe, implementara nuevas guías para mejorar la gerencia corporativa en Japón.

    Etiquetas:
    cuenta, Toshiba, Hisao Tanaka, Japón
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook