02:58 GMT +326 Septiembre 2017
En directo
    Protesta contra TTIP, CETA y TiSA en Berlin, Alemania

    Wikileaks revela que el TiSa impondrá leyes a los países firmantes

    © Flickr/ BUNDjugend
    Economía
    URL corto
    Tratado TiSA (16)
    0 56010

    Las leyes económicas que los Estados aprueben en el futuro "vendrán impuestas por acuerdos secretos entre medio centenar de gobiernos aliados de EEUU y de la UE", revela el diario Público de la última filtración de Wikileaks sobre el Trade in Services Agreement (TiSA o Acuerdo de Comercio de Servicios).

    Este acuerdo internacional, que se mantendrá en secreto durante cinco años después de su firma, "impondrá a todos los firmantes cláusulas que benefician a las grandes corporaciones multinacionales en detrimento de la soberanía y de los intereses públicos de cada país", según se desprende de esta filtración que hoy publican diez periódicos en todo el mundo.

    El pasado 3 de junio estos mismos medios revelaron la existencia y gran parte de los anexos del hasta entonces desconocido TiSA.

    "Un acuerdo todavía más antidemocrático y neoliberal que el transatlántico TTIP" y que condicionará "el 68,2% del comercio mundial de servicios".

    Tema: Protestas contra el TTIP

    Casi un mes después, Wikileaks filtra el "Core Text del TiSA"; es decir, el cuerpo central de un acuerdo cuyo punto número 3 del Articulo I-I estipula que "en el cumplimiento de las obligaciones y compromisos bajo el Acuerdo, cada partícipe [país firmante del acuerdo] debe adoptar todas las medidas razonables a su disposición para asegurar su cumplimiento por los gobiernos regionales y locales y por las autoridades y organismos no gubernamentales dentro de su territorio".

    Es decir, que los "Estados implicados tendrán que legislar, e imponer reglas y normativas ejecutivas –puesto que es la única manera de obligar al cumplimiento de esas disposiciones a los organismos, entidades y empresas no gubernamentales– en aplicación de unas cláusulas negociadas en secreto".

    Según la catedrática de Derecho de la Universidad de Auckland, Jane Kelsey, citada por el diario español, "las reglas centrales del acceso a los mercados [establecidas por el TiSA] restringen la capacidad de los gobiernos para moldear esos mercados limitando el tamaño o el crecimiento de determinadas actividades, tales como bancos, franquicias turísticas o hipermercados, tanto a nivel nacional como local, y tanto si son de propiedad nacional como extranjera".

    Lea más: El TiSA se está negociando a espaldas de la ciudadanía

    El TiSA establece "las restricciones más extremas a la acción de los gobiernos de cada país firmante", porque el acuerdo "trata todos los servicios como mercancías comercializables y niega todas sus funciones sociales, culturales, mediambientales, laborales o de desarrollo".

    La gente no es considerada como "ciudadanos o miembros de sus comunidades", sino simplemente como "consumidores".

    Con estos acuerdos, los gobiernos que negocian el TiSA renuncian "a su derecho soberano de dar preferencia a los proveedores locales de servicios estratégicos o de necesidad pública, como la educación, la sanidad, las telecomunicaciones, la energía o los abastecimientos urbanos".

    También "renunciarán al poder de limitar la inversión extranjera en sectores clave o de requerir mayorías nacionales en los consejos de administración y en los accionariados de los sectores de los que dependa la seguridad nacional", según se desvela en la filtración de Wikileaks.

    Tema:
    Tratado TiSA (16)

    Además:

    WikiLeaks ofrece $100.000 de recompensa a quien filtre información del TPP
    La campaña contra el TTIP “está causando daño”
    Etiquetas:
    WikiLeaks, TiSA, UE, Jane Kelsey, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik