En directo
    Gente en Madrid

    El fin de los contratos de renta antigua en España amenaza miles de comercios históricos

    © Flickr/ Micah Esguerra
    Economía
    URL corto
    0 276 0 0

    Todos los contratos comerciales firmados antes del 9 de mayo de 1985, los denominados contratos de "renta antigua", tienen hoy su último día de vigencia.

    Esta medida obligará a miles de comercios emblemáticos a echar el cierre.

    Hoy se cumple el plazo de 20 años fijado por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) aprobada en 1994, que elimina parte de estos contratos comerciales.

    Con la entrada de esta norma, los precios de los alquileres podrían multiplicarse hasta por siete, unas cifras inasumibles por gran parte de los comercios.

    Los principales afectados serán la mayoría de los locales emblemáticos de las ciudades españolas.

    Tiendas, bares o talleres con años de historia que se verán obligados a cerrar o cambiar su ubicación.

    La compañía inmobiliaria Tinsa cifra entre 65.000 y 85.000 los inmuebles potencialmente afectados por esta ley, 1 de cada 100 contratos de alquiler de locales comerciales.

    El fin del plazo fijado en la Ley de Arrendamientos Urbanos podrá acarrear la pérdida de hasta 80.000 empleos.

    Los socialistas del PSOE consideran "un drama" el fin de la renta antigua.

    "Esta nueva legislación cambiará la fisonomía de los pueblos y ciudades donde los pequeños y medianos comerciantes no podrán hacer frente a los nuevos contratos y se verán obligados a cerrar y abandonar sus negocios", argumentan en la explicación.

    La eurodiputada de Podemos, Teresa Rodríguez, también ha criticado la entrada en vigor de esta ley acusando al Gobierno de los conservadores del Partido Popular de "inmovilismo".

    "La llegada de 2015 dejará tras de sí mucho más que un año; miles de establecimientos comerciales, muchos de ellos cargados de historia, corren el riesgo de desaparecer a partir del 1 de enero", afirma la eurodiputada.

    "Ese día se cumple la moratoria que pesaba sobre las rentas antiguas de muchos locales, debiendo ajustarse al precio actual de mercado", señaló Rodríguez.

    "Esta es una vuelta de tuerca más para un pequeño comercio con el agua al cuello desde hace mucho tiempo y este golpe parece definitivo", continúa.

    Estas declaraciones salieron a la luz en un artículo de opinión publicado en el diario Público en el que la eurodiputada sentencia: "el Gobierno del PP no hace nada por impedirlo".

    Etiquetas:
    Tinsa, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik