En directo
    Economía

    Argentina está pagando su interés por el BRICS con un default

    Economía
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    El default técnico declarado por Argentina es fruto de un complejo coctel de factores económicos y políticos, y puede que sea una especie de castigo impuesto por Washington a Buenos Aires por su interés hacia el grupo BRICS, según expertos rusos.

    El default técnico declarado por Argentina es fruto de un complejo coctel de factores económicos y políticos, y puede que sea una especie de castigo impuesto por Washington a Buenos Aires por su interés hacia el grupo BRICS, según expertos rusos.

    El ministro de Economía del país austral, Axel Kicillof, en un encuentro esta semana en Nueva York con el mediador estadounidense Daniel Pollack y los fondos financieros no consiguió un acuerdo sobre la reestructuración de la deuda soberana, pero afirmó que no se trata de un verdadero default.

    El ministro declaró que Argentina ha estado pagando por sus deudas externas y sigue mostrando la voluntad de pagar, pero bajo condiciones razonables.

    Anteriormente, Buenos Aires reestructuró un 93% de su deuda, pero los fondos –que ahora Argentina tilda de “buitres”– que controlan un 7% de ella no aceptaron la reestructuración y exigen el pago del volumen total. La Corte Suprema de EEUU reclamó de Argentina el importe de 1.330 millones de dólares.

    La suspensión de pagos de la deuda externa agrava los problemas de una economía que se encuentra en recesión y crea graves dificultades para conseguir inversiones extranjeras y colocar bonos argentinos en el mercado internacional. La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha puesto a Argentina un rating SD que corresponde a un default selectivo, o parcial.

    La representante del Centro de Investigaciones Políticas del Instituto de América Latina en Rusia, Naília Yákovleva, considera que la batalla judicial con la Corte estadounidense estuvo en los intereses del Gobierno del país austral.

    “Esta situación es fruto de un complejo coctel de factores económicos y políticos. Ellos (los argentinos) buscaban esa solución para, por una parte, evitar pagos excesivos y no llevar al país a un default real, y por otra parte, para no ceder ante el tribunal estadounidense y los fondos especulativos y no quedar ante el pueblo como los que cedieron y pagaron”, expresó la especialista.

    La experta recordó que mandato de la presidente Cristina Kirchner finaliza en 2015, y en las elecciones fijadas para octubre de ese año, si la situación continúa empeorando, podría ganar la oposición.

    Buenos Aires se encuentra entre la espada y la pared. Por un lado no puede negarse a pagar la deuda externa, por otro no puede ceder ante la Corte Suprema estadounidense, pues “cada argentino sentiría en ese caso que el dinero lo están sacando de su propio bolsillo”, destacó Yákovleva.

    “La situación actual resuelve los conflictos en torno a las elecciones. Brinda al gobierno la posibilidad de mostrar que son los buenos. Ellos han pagado, pero los otros no lo han admitido”.

    La situación en el mercado financiero argentino, sin embargo, no depende de maniobras políticas y continúa agravándose. En el país han disminuido las reservas de divisas, prosigue la fuga de capitales, el nivel de inflación previsto es del 40%. Además, en el país existen problemas con el cambio de moneda y hay restricciones para el uso interno del dólar.

    “La situación era previsible. Ellos debieron buscar otra salida, pero, por desgracia, la política a veces prevalece sobre la sensatez,” resumió la experta.

    El director del Instituto de América Latina, Vladímir Davídov, considera que mediante el default Estados Unidos castiga a Argentina por su interés por el grupo BRICS.

    “Los estadounidenses no aceptan un compromiso, ya que Argentina mostró su interés por entrar en el grupo BRICS”, afirmó el experto.

    BRICS es un grupo formado por cinco países en desarrollo cuyas economías juegan un papel importante a nivel mundial. Lo forman Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica. El embajador de la India en Buenos Aires declaró anteriormente que Argentina había mostrado interés por adherirse a la organización.

    Davídov asegura que las partes deben aceptar un compromiso y tratar de encontrar una salida de la situación mediante negociaciones.

    “Considero que Argentina saldrá del default. En todo caso, la situación es igual de grave a la de Rusia en 1998, y nosotros logramos salir de ella en un año”, agregó el experto.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook