En directo
    Economía
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    El BBVA, la segunda entidad financiera de España, se impuso el lunes en la privatización de Catalunya Banc, la que había sido la segunda caja catalana pero que estos últimos años se había convertido en un lastre tras la gestión poco clara de sus cúpulas directivas.

    El BBVA, la segunda entidad financiera de España, se impuso el lunes en la privatización de Catalunya Banc, la que había sido la segunda caja catalana pero que estos últimos años se había convertido en un lastre tras la gestión poco clara de sus cúpulas directivas.

    La operación ha alcanzado los 1.187 millones de euros, pero les ha salido muy cara a los contribuyentes españoles. El Estado tuvo que poner hasta 12.600 millones de euros para tapar el agujero creado por la importante apuesta inmobiliaria realizada en plena burbuja especulativa.

    El grupo liderado por Francisco González se ha quedado ahora con una entidad saneada y consigue reforzar su cuota de mercado en Cataluña, donde ya se hizo por un euro simbólico con otro grupo de cajas catalanas, Unnim, en 2012.

    El BBVA ha ganado esta vez al grupo Santander, la mayor entidad financiera de España, y que era la que sobre el papel estaba más interesada en ganar mercado en esta región al este de España, que lucha ahora por su independencia.

    El BBVA sigue creciendo en una zona que considera clave y en la que valora que la comundad seguirá dentro de España y liderando la economía española como hasta ahora.

    “Cuando viajo por el mundo, y viajo mucho, a mí nadie me pregunta por Cataluña. Lo de Cataluña es un tema muy local que no preocupa a los inversores”, declaró González el pasado 31 de enero.

    Con la privatización de Catalunya Banc, el BBVA adquiere una red de más de 700 oficinas con una clientela muy fiel entre particulares y pequeñas empresas, con un 11% del mercado bancario de Cataluña.

    Desde el gobierno autónomo se había intentado salvar la catalanidad de que la fuera una potente identidad bancaria muy enraizada entre la sociedad catalana, dueña incluso de la Pedrera la obra arquitectónica de Antonio Gaudí más visitada de España. Pero la suma de diferentes bancos de la región seguía dando pérdidas.

    Los analistas valoran que el Gobierno español sigue sin lograr que un gran banco extranjero se interese por ninguna de las privatizaciones bancarias de se han vivido en España estos últimos años.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook