08:06 GMT +319 Octubre 2018
En directo
    Economía

    Bruselas ataca al proyecto South Stream

    Economía
    URL corto
    0 0 0

    El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, advirtió al primer ministro de Bulgaria, Plamen Oresharski, de que Bruselas responderá a eventuales infracciones de las leyes comunitarias durante el desarrollo del gasoducto South Stream.

    El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, advirtió al primer ministro de Bulgaria, Plamen Oresharski, de que Bruselas responderá a eventuales infracciones de las leyes comunitarias durante el desarrollo del gasoducto South Stream.

    Al término de una cena informal que los 28 líderes celebraron anoche, el titular de la Comisión afirmó que “algunos acuerdos sobre el South Stream que se han discutido o se siguen negociando van en contra de las normas de la Unión Europea”.

    “Por supuesto que vamos a actuar al respecto. He informado al primer ministro (búlgaro) sobre estos planes”, dijo Barroso.

    El incumplimiento de las leyes europeas “pone en peligro la seguridad energética de Bulgaria y de la UE”, subrayó.

    Estas declaraciones se producen después de que el martes trascendiera que un consorcio formado por la rusa Stroytransgaz y la búlgara Gasproekt Jug ganó la licitación para llevar a cabo las obras y la puesta en marcha del South Stream en territorio búlgaro.

    El proyecto South Stream es un sistema de gasoductos que transportarán combustible de Rusia a países de Europa Central y del Sur a través del mar Negro y evitando el territorio ucraniano.

    Desde diciembre de 2013, las negociaciones sobre el proyecto con Moscú corren a cargo de la Comisión Europea que considera que los acuerdos bilaterales de Rusia con los países por cuyo territorio pasará el tránsito –Austria, Bulgaria, Croacia, Eslovenia, Grecia, Hungría y Serbia– violan la legislación comunitaria.

    Por su parte, Rusia inició una disputa en la OMC sobre el llamado “tercer paquete energético” que regula el mercado comunitario de energía y en particular prohíbe a los productores de gas ser propietarios de las tuberías que atraviesan el territorio europeo.

    Bulgaria es el país que alojará el primer tramo europeo del gasoducto. A mediados de abril, el Gobierno del país balcánico amenazó con demandar a Bruselas por daños económicos si la UE decide parar las obras del South Stream, tal como insta el Parlamento Europeo.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik