10:26 GMT +324 Octubre 2017
En directo
    Economía

    COSMONÁUTICA, PROYECTO CLAVE PARA DESARROLLAR LA ECONOMÍA NACIONAL

    Economía
    URL corto
    0 410

    Por Andrei Kisliakov, RIA Novosti. Hace tres años ni se podía imaginar que la cosmonáutica rusa -en aquel entonces un sector en agonía integrado en el complejo militar-industrial- sería hoy un proyecto clave de desarrollo de la economía del país.

    Por Andrei Kisliakov, RIA Novosti. Hace tres años ni se podía imaginar que la cosmonáutica rusa -en aquel entonces un sector en agonía integrado en el complejo militar-industrial- sería hoy un proyecto clave de desarrollo de la economía del país.

    Es una conclusión que emana del mensaje dirigido por el viceprimer ministro y titular de Defensa ruso Serguei Ivanov a los participantes en el Foro Económico Internacional celebrado la semana pasada en San Petersburgo.

    Ivanov calificó la industria rusa de defensa como "locomotora de la economía nacional" y comunicó que más del 70% de la producción del complejo militar-industrial eran productos de alta tecnología. Además, el primer lugar entre los ramos más avanzados de la industria correspondía a la cosmonáutica civil.

    Hoy día ningún país podrá efectuar amplias investigaciones espaciales -sobre todo la exploración del espacio profundo y los vuelos interplanetarios tripulados- si decide hacerlo solo. La Agencia Aeroespacial Norteamericana (NASA) alaba la experiencia de Rusia en vuelos espaciales de larga duración y aplaude la colaboración bilateral en la exploración de la Luna y Marte. Es así como se podría interpretar los comentarios que ha hecho el director de la NASA, Michael Griffin, refiriéndose al programa "Constelación" que tiene por objetivo organizar una expedición tripulada a la Luna hacia 2018 y otra a Marte hacia 2030.

    El jefe de programas tripulados de la Agencia Federal Espacial de Rusia ("Roskosmos"), Alexei Krasnov, ha declarado a mediados de este mes que los planes espaciales de Rusia preveían una exploración de la Luna mucho más profunda que los vuelos de las naves norteamericanas "Apollo" con ese mismo propósito. Señaló que en perspectiva podría tratarse de una "explotación industrial" de la Luna y que ese proyecto, a su vez, prepararía el terreno para una expedición a Marte.

    Rusia planea establecer una base fija en la Luna y ensayar el esquema de transporte a la Tierra del isótopo helio-3, un combustible ecológicamente puro e ideal para la fusión termonuclear. "La base quedaría construida hacia 2015 y a partir de 2020 se podría iniciar la extracción industrial del helio-3", anunció el presidente de la Corporación de Cohetería Espacial "Energía", Nikolai Sevastianov.

    También informó que para 2015 entraría a funcionar -caso de quedar aprobado el respectivo programa- el transbordador espacial ruso "Cliper", que sería aprovechado para viajar a la Luna. El punto de destino intermedio para el "Cliper" sería la Estación Espacial Internacional, que para aquel entonces se convertirá en un puerto espacial internacional.

    "En la Tierra, las reservas del petróleo, gas y uranio alcanzarían para unos 100 años, y por ello ya se debe buscar fuentes alternativas de energía", dice el miembro de la Academia de Ciencias de Rusia (ACR) y miembro del Consejo Espacial de la ACR, Eric Galimov. A su juicio, los suministros del helio-3 desde la Luna podrían llegar a ser realidad dentro de 30 años, pero para ello se debe empezar a trabajar ya. Es evidente que la ejecución del programa lunar de largo plazo requerirá -incluso en las condiciones de Rusia- varios miles de millones de dólares, una suma que de momento es inaccesible para "Roskosmos".

    Por esa razón, el director de "Roskosmos", Anatoli Perminov, se había dirigido a la NASA a mediados de 2005 con la propuesta de cooperar en el desarrollo del futuro programa lunar. "La parte norteamericana ya nos había invitado a participar en distintos proyectos de exploración espacial, incluida la explotación de la Luna -dijo Perminov-. Hemos dado a conocer nuestras propuestas y la NASA las está estudiando".

    Si los recientes comentarios de Griffin tomarlos como el fin del proceso de "estudio", ya muy pronto se podría hablar de la solución del problema energético en la Tierra.

    En lo referente a la organización de una expedición tripulada a Marte, el proyecto de la respectiva nave marciana rusa alegrará al asesor científico del Presidente de EE UU, John Marburger, en cuya opinión los terrenos más promisorios de la colaboración bilateral son la energía y el espacio. Al comentar la reciente declaración del presidente ruso Vladimir Putin sobre la necesidad de forzar los trabajos en materia de nanotecnologías, Marburger confirmó que EE UU estaba abierto para cooperar con Rusia en esa área.

    Los sistemas de soporte de vida en la futura nave marciana serían diseñados precisamente a partir de las nanotecnologías. Lo comunicó el director del Instituto de Problemas Médico-Biológicos (Academia de Ciencias de Rusia), el académico Anatoli Grigoriev, en la 13ª Conferencia internacional sobre biología espacial y medicina aeroespacial celebrada a mediados de junio.

    "Uno de los principales derroteros del experimento '500 días' (imitación plena de una expedición a Marte en condiciones terrestres) es el ensayo del sistema de soporte de vida en una nave interplanetaria, y ese sistema deberá aprovechar las nanotecnologías para ser compacto y liviano", explicó Grigoriev. Por lo tanto, los científicos rusos y extranjeros centrarán en los próximos años toda su atención en ese importante derrotero, agregó.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik