En directo
    Medioambiente
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Las estimaciones de los expertos en cambio climático indican que de mantenerse la presión sobre el medio ambiente, para el año 2100 los países más pobres podrían sumar hasta cien días más de clima extremo por año, informó el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

    "Nuevas estimaciones proyectan que para 2100 los países más pobres del mundo podrían experimentar hasta cien días más de clima extremo debido al cambio climático cada año, una cantidad que podría reducirse a la mitad si se aplica plenamente el Acuerdo de París", indica el comunicado del organismo, que presentó en conferencia de prensa la edición del 30° aniversario del "Informe sobre Desarrollo Humano, la siguiente frontera: desarrollo humano y Antropoceno".

    El Acuerdo de París, firmado el 22 de abril de 2016 por los representantes de 97 países, establece medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

    "Podemos tener una vía de desarrollo mucho más amigable con el planeta, se trata de cambiar la forma en que conceptualizamos el desarrollo en las próximas décadas", dijo el director regional para América Latina y el Caribe del PNUD, Luis Felipe López-Calva.

    Acciones concretas

    El informe propone tres áreas de acción concreta para enfrentar lo que define como la época del Antropoceno, un concepto que define el período en el cual la acción del ser humano sobre la Tierra ha generado cambios geológicos de amplio espectro.

    La primera es la búsqueda de soluciones de desarrollo basadas en la naturaleza.

    López-Calva puso como ejemplo el uso de la energía solar para la pesca sustentable, "utilizando el océano como motor del crecimiento económico".

    La segunda acción consiste en cambiar los incentivos, a modo de ejemplo, "dada la contracción de la demanda de combustibles fósiles, pensar si este es un buen momento para dejar de subsidiar su consumo y empezar a pensar en energías alternativas".

    En tercer término, se propone "cambiar las normas sociales", incorporando una actitud más amigable con el medio ambiente, por ejemplo, mediante el reciclaje.

    "Tratamos de presentar la idea de que el desarrollo humano puede ser reenmarcado, no como una travesía de necesidades dentro de los límites ecológicos, sino que es una nueva frontera donde las personas pueden tomar decisiones diferentes, con presiones planetarias más bajas y extendiendo su sentido como seres humanos", explicó el director de la Oficina del Informe sobre Desarrollo Humano del PNUD, Pedro Conceição.

    El experto se refirió al momento que atraviesa la humanidad con la pandemia del COVID-19 como "una época desorientadora", que se suma a los peligros del cambio climático, que han generado "un momento sin precedentes en nuestra historia humana y en la historia de nuestro planeta".

    "Debemos tener un enfoque más colaborativo con la naturaleza, un desarrollo humano pensado en base a la naturaleza, que genere una interconexión cercana entre las decisiones que tomamos, las presiones que ejercemos sobre el planeta y las desigualdades", manifestó.

    Índice de desarrollo humano

    Archim Steiner, administrador del PNUD, señaló que "los humanos ejercen más poder sobre el planeta que nunca a raíz del COVID-19, temperaturas récord y desigualdad en espiral, es hora de usar ese poder para redefinir lo que decimos progreso, donde nuestras huellas de carbono y consumo ya no están ocultas".

    El informe del PUD ajusta las variables para considerar el Índice de Desarrollo Humano (IDH), que mide la salud, la educación y el nivel de vida en los países, incorporando las emisiones de dióxido de carbono y las huellas materiales.

    Como consecuencia, la visión en relación al progreso humano se muestra menos optimista que en años anteriores haciendo, por ejemplo, que más de 50 países dejen de estar en el grupo de los que tienen el desarrollo humano más alto, debido a su dependencia de los combustibles fósiles y la huella de material.

    Etiquetas:
    gases de efecto invernadero (GEI), emisiones, cambio climático, pobreza, medioambiente
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook