En directo
    Medioambiente
    URL corto
    Por
    0 1011
    Síguenos en

    Coches, motos, lavadoras e incluso productos que se comercializaban hace décadas y ya dejaron de existir, son algunos de los ejemplos que han encontrado en el río la Asociación de Vecinos de Chapela en Galicia, a la que ahora, le exigen una cantidad por su última limpieza.

    Vecinos de Chapela, un núcleo urbano que pertenece al Ayuntamiento de Redondela en Galicia, desde hace años se reúnen de manera regular para realizar actividades voluntarias de limpieza de aguas en los cauces y los ríos, pero la última vez que lo hicieron, el 27 de septiembre, se llevaron una gran sorpresa que les ha dejado boquiabiertos. 

    La limpieza de residuos se programó a las 10 horas en las inmediaciones del río Maceiras. Como de costumbre, antes de llegar al lugar los voluntarios informaron tanto a Aguas de Galicia —ente público adscrito a la Consejería de Infraestructuras y movilidad de la Xunta de Galicia— como al Ayuntamiento de Redondela de que iban a realizar esa actividad. "Siempre hay que comunicarlo, no es una autorización es una declaración responsable", recalca Álvaro Diego, abogado y miembro de la Asociación de Vecinos de Chapela. Este detalle es importante y a continuación explicaremos por qué. 

    © Foto : Cortesía de Asociación de Vecinos de Chapela
    Vecinos en Galicia limpian un río voluntariamente y les exigen pagar por ello

    El Ayuntamiento de Redondela no puso ninguna pega, incluso les cedió unos cubos para facilitarles el trabajo, sin embargo, a Aguas de Galicia la idea no le sonó tan bien a pesar de que no es novedad este tipo de actividades entre los vecinos de la localidad. 

    La limpieza la realizaron tal y como lo llevan haciendo desde hace cuatro años, cuando se creó la plataforma de vecinos, pero, en esta ocasión, Aguas de Galicia decidió cobrarles por ese servicio. "Es algo indignante. Encima que les hacemos el trabajo, nos quieren cobrar por ello", asegura el miembro de la Asociación de Vecinos de Chapela. Un mes después de las tareas, les exigían el pago de una tasa administrativa por valor de 36 euros. Alegan que es por haber realizado "actuaciones de comprobación y control", aunque, tal y como aseguran desde la Asociación, "de momento no se ha visto a nadie de Aguas de Galicia por allí".

    "No se trata de pagar esa cantidad, que es una aportación simbólica. Se trata de que no tienen por qué cobrarnos por ello. Nunca lo han hecho. Y además ni siquiera explican en el documento las referencias legales. Solo dicen cómo hay que pagar, pero no sabemos los motivos por los que nos reclaman ese importe".

    Solicitaron la declaración responsable y, aunque no era obligatorio, también se lo comunicaron al Ayuntamiento. "Revisando la ley, veo que te pueden exigir algún pago cuando solicitas algo en la modalidad de autorizaciones, pero no pone nada de declaraciones responsables. Es algo diferente". 

    Además, en esa notificación no especifican qué recursos caben ni a qué organismo corresponde. Incluso el propio Ayuntamiento, que tiene un convenio de colaboración con el organismo y que estuvo presente en el lugar de la limpieza, se sorprendió con la notificación. "Nos enviaron tres avisos incluso de manera un poco agresiva", asegura Álvaro, quien explica a este medio que el organismo perteneciente a la Xunta era conocedor de esta actuación y de otras anteriores porque se han reunido varias veces con la Asociación. 

    La misma agrupación de vecinos que, aparte de realizar tareas de limpieza también hace una labor con diferentes talleres (que también correspondería a la Administración) sin ayudas ni subvenciones. "No es justo que este organismo, encima de no hacer nada, se cobre una tasa cuando no tenemos ninguna financiación para hacerlo. Aportamos todos nuestros recursos y vehículos privados sin ningún tipo de subvención", añade, "y aparte de no tener nada, nos hacen pagar. Estamos indignadísimos".

    De momento ya lo han pagado, pero van a recurrirlo a través de un recurso administrativo. No obstante, echan en falta una estrategia de limpieza de ríos. "Este organismo lo único de lo que se preocupa es de si hay algún vertido muy escandaloso. Tienen que ser conscientes de que los ríos que están en áreas periurbanas están llenos de basura y no hay una estrategia de regeneración de las aguas", asegura Diego. 

    Residuos encontrados bajo el agua del río en Galicia
    © Foto : Asociación de Vecinos de Chapela
    Residuos encontrados bajo el agua del río

    La peor playa de España

    La playa de Arealonga —en el municipio pontevedrés de Redondela— fue considerada en 2017 como la peor playa para la Agencia Europea del Medio Ambiente y recomendaba incluso el cierre de ese arenal por "una concentración excesiva de dos patógenos". En esta playa desemboca el río donde la Asociación estuvo realizando la limpieza.

    "No es casualidad que esta playa tenga malas aguas porque hay viviendas que siguen vertiendo las aguas residuales al río porque no están conectadas al alcantarillado público".  A pesar de ello, el organismo competente parece hacer caso omiso. "La realidad es que no realizan ningún tipo de actividades de mejora de las zonas degradadas y de lo único que se preocupan es de la retirada de maleza que pueda suponer un riesgo de inundación".

    Según los últimos datos que ofrece Agua de Galicia en su web (referentes al año 2015), la entidad dedicó 1.289.241,77 euros en conservación de ríos dividido en 126 actividades. De todas ellas, tan solo cuatro se dedicaron a quitar escombros y residuos sólidos por un valor total de alrededor de 20.000 euros, lo que supone un 2% del millón de euros dedicado a otras tareas. El resto de acciones se basan básicamente en la retirada de maleza. "Eso nos indigna porque Aguas de Galicia es perfectamente consciente de la situación de degradación de estos ríos que vierten en la ría de Vigo, donde se produce el mejillón, entre otras cosas". 

    "Llevamos años presentando escritos a Aguas de Galicia y con reuniones. Les hemos enseñado fotografías con lasaña de basuras, un metro de residuos mezclados con tierra, que se van enganchando trozos de plásticos como toallitas y compresas". 

    Durante los 80, no había recogida de basura por lo que toda la basura que no se quemaba, acababa en los ríos. "Actualmente se pueden ver envases de productos que hace décadas que dejaron de venderse", explica Álvaro Diego.

     "Cuando llegas al cauce, ves que los trozos de plásticos se están desmenuzando y generando en trocitos muy pequeños y eso es una fuente enorme de generación de micro plásticos. Se puede hacer arqueología de la humanidad mediante los residuos que encontramos", detalla. 

    Estos cauces se han utilizado como vertederos durante décadas. Durante las limpiezas, se han llegado a encontrar puertas de coche, motores, tres motos con las baterías puestas, lavadoras, frigoríficos y hasta uralitas que poseen amianto, un componente cancerígeno para el ser humano, que de hecho no pueden ser retiradas por cualquier persona y hay que avisar a empresas especializadas en ese material para su retirada. 

    Desde la Asociación de Vecinos de Chapela solicitan que las administraciones competentes, tanto la Xunta como los ayuntamientos, se coordinen y establezcan una estrategia seria para llevar a cabo, de forma efectiva y sistemática, la limpieza de los residuos existentes en los ríos, hasta lograr la regeneración de los cauces.

    "Somos una asociación vecinal que hemos conseguido realizar limpiezas de algunos tramos de ríos, mejorándolos sustancialmente, con presupuesto cero. No comprendemos por qué las administraciones no pueden dedicar algunos efectivos para ir realizando estas tareas, de la misma forma que se limpian las calles. Ahora estamos barriendo para debajo de la alfombra, como muchos ciudadanos no lo ven, pues parece que no existe el problema. Pero cada vez más personas somos conscientes de la realidad. Que los ríos estén así es falta de voluntad política", concluye el miembro de la Asociación Vecinal de Chapela.

    Etiquetas:
    medio ambiente, residuos, ríos, contaminación, España, Galicia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook