En directo
    Medioambiente
    URL corto
    0 710
    Síguenos en

    China es uno de los mayores mercados minoristas de prendas de vestir en el mundo, lo que significa que el problema del reciclaje de artículos usados aquí es más que apremiante. Hasta hace poco, la población prestaba muy poca atención a este hecho, pero recientemente la situación ha cambiado.

    Según la Asociación de Economía Cíclica de China, cada año unos 26 millones de toneladas de ropa usada se encuentran en la basura, y solo se recicla menos del 1%, según los datos del 2013. La encuesta realizada por la plataforma Xianyu mostró que cada familia china tiene 30 kg de ropa sin usar cada año, pero la sociedad está cambiando su enfoque en el problema.  

    "En mi opinión, hay una conciencia creciente en la sociedad sobre la correcta eliminación de la ropa y las donaciones de ropa. En el pasado, los chinos simplemente no tenían dinero, por lo que arreglaban la ropa vieja, y cuando ya era imposible vestirla, la usaban como trapo. Esto reducía gradualmente el costo de la ropa", explicó a Sputnik Zheng Ting'ying, miembro del Comité de Estrategias Sociales de la Asociación de Estrategias de Desarrollo de China.

    El experto agregó que con el aumento del nivel de vida, muchas familias de diferentes ciudades del país empezaron a acumular ropa vieja. Al mismo tiempo, más y más puntos de entrega de ropa vieja comenzaron a surgir en los barrios. Poco a poco, la gente comenzó a prestar atención y a entregar la ropa usada para reciclar.

    Asimismo, en los últimos años, ha surgido la tendencia de comprar ropa de segunda mano. Han empezado a ganar popularidad las plataformas que ayudan a deshacerse de la ropa innecesaria. Entre ellos, Baijinyu, la primera y más grande plataforma de reciclaje de ropa en línea.

    "Los usuarios nos envían su solicitud a través de WeChat, Alipay o una aplicación especial, introducen su dirección y número de teléfono, así como la cantidad de ropa y cuándo está bien recogerla. Nuestro mensajero va directo a la puerta y recoge la ropa. No cuesta nada a los usuarios, y el mensajero llega al cabo de una hora. Todas las prendas se envían a nuestro almacén principal, donde se distribuyen y se destinan a fines benéficos, a la exportación o al reciclaje", explica Zhou Dan, gerente de operaciones de Baijinyu. 

    Toda la ropa es lavada, desinfectada y empaquetada de nuevo. Luego, se envía a los distritos y escuelas pobres de Sichuan, Sinkiang, Yunnan, Tibet, Guizhou y Gansu. Todo lo demás se envía para su procesamiento o exportación a África y el sudeste asiático. En el 2019, se recogieron 10 millones de toneladas de ropa en el país. 

    La plataforma Baijinyu se lanzó en abril de 2013, y desde entonces el número de nuevos usuarios ha crecido con bastante rapidez. "La cuota de nuevos usuarios en nuestra plataforma se mantiene constantemente en un 30%-50%, es decir, el crecimiento siempre ha sido lo suficientemente bueno, cada vez más gente se une a nosotros", destaca Zhou Dan. 

    El futuro del reciclaje de la ropa

    Muchas empresas que se deshacen de ropa vieja proponen diversas promociones e incentivos para llamar la atención de la gente hacia el problema. Por ejemplo, durante la epidemia, la plataforma Xianyu distribuía mascarillas y desinfectantes a cambio de ropa vieja. Zhou Dan está convencido de que esta tendencia en el futuro va a desarrollarse y crecer.

    "El servicio de reciclaje se volverá gradualmente más y más inteligente. Por un lado, las prendas de vestir recicladas entrarán en el mercado secundario y luego en las cadenas de producción de otras industrias. Por otro lado, la ropa vieja puede ser cambiada por nuevas ofertas para los consumidores. Por ejemplo, descuentos en bienes esenciales a cambio de ropa vieja, o descuentos en la factura de electricidad, etc.", cree Zhou. 

    El proceso de reciclaje también será más planificado, y el valor de la ropa vieja aumentará gradualmente. Aunque todavía falta mucho, la actitud hacia la ropa innecesaria como un producto que cumple todas las normas ya está formada. El reciclaje de ropa se convertirá en un estándar de vida en el futuro, asegura el experto.

    No importa cuán innovador sea el reciclaje de ropa, sin entender lo importante que es para el mundo todos estos desarrollos no significan mucho. Por eso Zheng Ting'ying cree que promover la idea del reciclaje entre la gente es el principal desafío para abordar este tema.

    "Creo que la tarea más importante es concienciar a la gente sobre la protección del medio ambiente. Tenemos que promover la idea de reciclar más activamente y animar a todos a consumir conscientemente. El envío de ropa vieja a la basura puede causar muchos problemas. Por ejemplo, esta basura puede bloquear el sistema de alcantarillado cuando caen las precipitaciones, lo que provocará que la contaminación entre en el océano", detalla el experto. 

    La gente debe entender que la ropa usada debe ser reciclada. Entre otras cosas, es una buena manera de hacer circular la economía que también beneficia a la sociedad. Por supuesto, el reciclaje de ropa requiere la creación de ciertas normas, como la descontaminación, y todas las regulaciones sanitarias deben ser observadas y controladas, concluye.

    Etiquetas:
    reciclaje, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook