12:18 GMT22 Septiembre 2020
En directo
    Medioambiente
    URL corto
    0 686
    Síguenos en

    Este 22 de agosto el mundo cruzó el Día de Sobrecapacidad de la Tierra. Se trata de una fecha simbólica que indica el día en el que la humanidad agota su cuota de recursos equivalente a lo que la Tierra es capaz de regenerar en un año. No obstante, cada nación realiza un aporte diferente, con Chile y Ecuador en los extremos del mundo hispano.

    Por un momento, durante los meses de confinamiento, pareció que el coronavirus había logrado darle un respiro a nuestro planeta: la calidad del aire había mejorado, las especies animales, incluso las que estaban al borde de la extinción, regresaban tímidamente a las ciudades e incluso las aguas de nuestros ríos y mares se habían vuelto más limpias.

    Si bien las consecuencias generadas por el COVID-19 hicieron que la huella ecológica global se contrajera casi el 10% en comparación con el año pasado, el hecho es que según las cuentas se necesitan 1,56 Tierras como promedio global para satisfacer el apetito de la humanidad. En otras palabras, consumimos más de lo que nuestro planeta es capaz de regenerar.

    El Día de Sobrecapacidad de la Tierra marca el momento en el que agotamos nuestra cuota anual y comenzamos a consumir por sobre lo normal. La fecha se calcula cada año tras comparar la suma de todas las demandas de consumo del mundo con los recursos naturales disponibles para solventarlo y la capacidad de respuesta que tienen los ecosistemas para reponer esos recursos. La iniciativa es impulsada a nivel mundial por Global Footprint Network para generar conciencia y señalar el exceso de velocidad a la cual estamos consumiendo el planeta.

    No obstante, esas demandas varían considerablemente de país en país y de ciudadano a ciudadano.

    Países con mayor impacto ambiental

    Si observamos las cifras absolutas, diez de las mayores economías del mundo son responsables de dos tercios del impacto humano sobre los recursos del planeta. Así, solo China, Estados Unidos y la India juntos impactan globalmente casi tanto como el resto del mundo.

    La lista de países del mundo, según su tasa de impacto ambiental:

    1. China (25,3%)
    2. EEUU (12,7%)
    3. India (7,5)
    4. Rusia (3,6%)
    5. Japón (2,8%)
    6. Brasil (2,8%)
    7. Indonesia (2,2%)
    8. Alemania (1,9%)
    9. México (1,6%)
    10. Francia (1,4%)
    11. Resto del mundo (38,0%)

    A primera vista, esta lista recoge los países con una actividad económica significativa y una alta densidad poblacional. Sin embargo, si deslizamos este índice por la huella que deja cada ciudadano individualmente, el panorama sería diferente.

    Ciudadanos individuales con mayor impacto ambiental

    Así, si toda la población mundial llevara un estilo de vida de un estadounidense promedio, necesitaríamos los recursos de 5 veces el planeta Tierra. Al mismo tiempo, el ritmo de vida de un chino promedio requiere de 2,2 planetas.

    De hecho, de las cinco naciones con la mayor huella ambiental, cuatro son árabes. Los cataríes son los recordistas absolutos: para reponer el impacto de un ciudadano de ese país se necesitarían 8,7 planetas como la Tierra. Le siguen los habitantes de Luxemburgo (7,7), Emiratos Árabes Unidos (5,5), Bahréin (5,3) y Kuwait (5,3).

    El Día de Sobrecapacidad de la Tierra por países. Mientras más daño sus ciudadanos causan al medio ambiente, más rápido agotan su cuota anual
    El Día de Sobrecapacidad de la Tierra por países. Mientras más daño sus ciudadanos causan al medio ambiente, más rápido agotan su cuota anual

    De las mayores economías, además de China y EEUU, los ciudadanos de Canadá (4,7), Australia (4,1), Arabia Saudí (3,8), Corea del Sur (3,6), Rusia (3,1), Alemania (2,9), Francia (2,7) y Japón (2,7) son los que mayor huella ambiental dejan sobre el planeta.

    Sin embargo, no existe una relación directa entre el desarrollo económico del país y el impacto que sus ciudadanos causan al planeta. Así, entre los que mayor huella ambiental dejan también se encuentran los habitantes de países como Trinidad y Tobago (5,1), Mongolia (4,7), Islas Bermudas (4,6), Estonia (4,3) u Omán (4,1).

    El mundo hispano

    La ecúmene hispanohablante no se ha quedado ajena a esta triste tendencia. 

    Un ciudadano de España promedio necesitaría 2,48 planetas como la Tierra para mitigar el impacto que deja sobre nuestro planeta. Esto lo ubica en la media de la Unión Europea, incluso levemente por debajo de su vecino portugués (2,52) o francés (2,73), pero le otorga el segundo lugar del mundo hispano.

    Los habitantes de Chile son los que tienen la mayor huella ambiental del mundo hispano. Para regenerar el impacto que ejercen anualmente se necesitarían 2,6 planetas como la Tierra. Con un leve margen le siguen la ya mencionada España y Argentina (2,1).

    Por otro lado, los que menor impacto ejercen sobre la Tierra son los habitantes de Nicaragua (1,1), República Dominicana (1,07) y Ecuador (1,05), estos últimos casi igualando su huella ambiental con la capacidad de nuestro planeta para la regeneración.

    La lista de países del mundo hispano, según el impacto ambiental de sus ciudadanos de manera individual:

    1. Chile (2,6)
    2. España (2,5)
    3. Argentina (2,1)
    4. Bolivia (1,9)
    5. Costa Rica (1,6)
    6. México (1,6)
    7. Venezuela (1,5)
    8. Panamá (1,4)
    9. Perú (1,3)
    10. El Salvador (1,2)
    11. Colombia (1,2)
    12. Uruguay (1,2)
    13. Cuba (1,1)
    14. Nicaragua (1,1)
    15. República Dominicana (1,07)
    16. Ecuador (1,05)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook