En directo
    Medioambiente
    URL corto
    101
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La Amazonía registra a inicios de este mes de agosto el mayor número de incendios forestales en una década, informó el medio Unearthed, que pertenece a la organización no gubernamental ambientalista Greenpeace.

    En los primeros 10 días de agosto se detectaron 10.136 focos de incendio en la Amazonía, 17% más que los 8.669 focos registrados el año anterior.

    "Los datos del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE, por sus siglas en portugués) muestran que es el mayor número registrado a inicios de agosto frente a 11.280 (focos del mismo periodo) en 2010, cuando una sequía severa en la Amazonía resultó en que el río Negro alcanzó los niveles más bajos en 109 años", dice el reciente artículo sobre los incendios forestales que se produjeron en agosto en la Amazonía.

    La temporada de incendios forestales en la Amazonía suele comenzar a finales de julio y entra en fase intensa a principios de agosto, explicó el medio.

    "En julio también se detectó un aumento de incendios: hubo 6.803 incendios en la Amazonía el mes pasado, 28% más que en julio de 2019", señala la nota.

    Según los especialistas citados por Unearthed, la selva amazónica enfrenta una amenaza triple: la deforestación descontrolada, el "apoyo tácito de la administración [del presidente brasileño Jair] Bolsonaro" y un clima más seco de lo habitual.

    Todo eso es capaz de "desencadenar una crisis ambiental aún peor en los próximos meses".

    En particular, Unearthed recordó que el periódico O Estado de S. Paulo había informado de que el Ministerio del Medioambiente de Brasil decidió recortar el número de helicópteros que el Instituto Brasileño de Medioambiente y Recursos Naturales Renovables (Ibama, por sus siglas en portugués) usa para prevenir delitos y apagar los incendios en el país.

    El organismo tendrá a su disposición cuatro aeronaves en vez de seis.

    Unearthed también cita a Beth Uema, secretaria ejecutiva de la Asociación Nacional de Especialistas en el Medioambiente (Ascema), que alerta de que el Ministerio del Medioambiente brasileño volverá a recortar entre un 20 y un 25% el presupuesto de 2021 para las agencias ambientalistas del país.

    Los datos del INPE indican que entre agosto de 2019 y julio de 2020 hubo alertas por deforestación en 9.205 kilómetros cuadrados de la selva amazónica, un 34,5% más que entre agosto de 2018 y julio de 2019. Eso tiene un impacto directo en el aumento de los incendios en la región.

    El 6 de septiembre de 2019, los jefes de Estado y representantes de Colombia, Perú, Bolivia, Brasil, Ecuador, Guyana y Surinam firmaron el Pacto de Leticia por la Amazonía, cuyo objetivo es coordinar las acciones de la comunidad internacional para conservar esa región.

    Etiquetas:
    catástrofe natural, incendios forestales, Amazonia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook