En directo
    Medioambiente
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    El cambio climático es una realidad innegable, y por si quedaban dudas de su impacto en la Tierra, el archipiélago Svalbard acaba de registrar su temperatura más alta de la historia. Más de 20 grados centígrados que resultan muy preocupantes en un lugar situado a poco más de 1.000 kilómetros del Polo Norte.

    Las temperaturas que se están registrando en algunos puntos del Ártico actualmente son más propias de regiones con un clima mucho más suave.

    La región se está calentando a marchas forzadas y las consecuencias ya se hacen notar: el archipiélago noruego Svalbard registró durante dos días seguidos temperaturas récord de 21,2 grados, muy cerca del récord de 21,3 grados establecido en 1979, tal y como comentó la meteoróloga Kristen Gislefoss a AFP.

    Según publicó el instituto meteorológico del país en su cuenta de Twitter el 25 de julio, la ciudad de Longyearbyen alcanzó los 21,7 grados, con lo que la marca quedó superada y se registró la mayor temperatura medida en el lugar en toda la historia.

    Julio es el mes más cálido en la zona, pero la calidez en términos árticos, en condiciones normales, se sitúa en valores entre los 5 y los 8 grados. En las condiciones climatológicas que está viviendo el ártico las temperaturas que se están registrando este verano son muy superiores a lo habitual.

    Valgan como ejemplo los insólitos 38 grados que se registraron en junio en Verjoiánsk, una ciudad rusa ubicada al norte del círculo polar y considerada una de las más frías del mundo.

    Por desgracia, estos datos forman parte de una tendencia que, lejos de calmarse, tiende a agravarse con el tiempo. Un estudio reciente que analiza los factores climáticos de la zona de Svalbard recuerda que entre 1971 y 2017 la temperatura ha aumentado entre 3 y 5 grados centígrados.

    La misma investigación sugiere que, si las emisiones de gases de efecto invernadero se mantienen en un nivel medio o alto, de cara al período entre 2071 y 2100 la temperatura podrá aumentar entre 7 y 10 grados. Por si fuera poco, los expertos alertan de que las precipitaciones serán entre un 45% y un 65% más abundantes.

    No sería de extrañar, por tanto, que el deshielo que se viene produciendo y que seguirá amenazando a la región en el futuro volviera a causar desastres como el del Banco Mundial de Semillas de Svalbard de 2016. Allí se infiltró agua a causa del deshielo del permafrost (una capa del suelo que se mantiene permanentemente congelada), ocasionando pérdidas millonarias.

    Etiquetas:
    cambio climático, temperatura, Svalbard
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook