En directo
    Medioambiente
    URL corto
    Por
    0 150
    Síguenos en

    Ecologistas en Acción reparte sus Banderas Negras a las 48 playas y puertos del litoral español en peor estado de conservación. Los vertidos de aguas residuales son el principal motivo para recibir una de estas, aunque también lo son el urbanismo descontrolado o el daño a la biodiversidad.

    Arena fina, ya sea blanca o negra. Aguas cristalinas, donde el azul predomina y sobre las cuales los barcos parecen flotar. Montaña, bosque o matorral que se aposenta justo detrás del arenal. La idílica imagen de las playas españolas, independientemente de estar bañadas por el Atlántico, el Mediterráneo o el Cantábrico.

    Sus fotografías copan las listas de los mejores arenales del mundo o Europa y compiten por aparecer en las innumerables clasificaciones estivales que rezan "La mejor playa de España". También son modelo para distintas campañas turísticas y protagonistas de toda clase de promociones. Son el orgullo de los municipios en los que se encuentran y más si pueden lucir la Bandera Azul. Esta insignia internacional distingue a las playas, puertos deportivos y embarcaciones sostenibles que gozan de los mejores modelos de gestión y medioambiente.  

    Pueblos y ciudades de todo el litoral esperan con emoción colocar alguna en sus arenales o puertos. Es un signo de calidad y por ende una manera de llamar la atención de futuros visitantes. Este año, en plena pandemia de coronavirus, la Comunidad Valenciana es la región española que más Banderas Azules recibe, en concreto 134. España, un año más, repite como el país que atesora el mayor número de estas distinciones. En total 688, 589 para playas, cinco en embarcaciones sostenibles y 98 para puertos deportivos.

    Sin embargo, el verano trae otro 'premio'. Además de conocerse los mejores puntos de la costa española, también se descubren los peores. Aquellos donde la contaminación tapa el fondo marino y el medioambiente es maltratado por la mano del hombre. A estos también se les otorga una bandera. Pero, de color negro.

    Ecologistas en Acción es quien distribuye anualmente las Banderas Negras. Dos para cada provincia, incluidas Ceuta y Melilla, una por contaminación y otra por mala gestión ambiental. Para ello, la organización estudia los 8.000 kilómetros de lista y selecciona los 48 peores emplazamientos costeros. Y por limitar el número.

    "Porque es inviable realizar un informe tan largo, pero podríamos repartir muchas más banderas", destaca Clara Megías, coordinadora del informe de las Banderas Negras, a Sputnik Mundo.

    Las 48 banderas de 2020

    Los problemas que afectan a la costa son diversos. Su incidencia es lo que determina que un lugar reciba la Bandera Negra. "La erosión costera, las obras de litoral, los vertidos de aguas residuales, la masificación por cruceros, la acumulación de basuras, el urbanismo, las zonas industriales, las afecciones portuarias o las afecciones a la biodiversidad son algunas de las problemáticas que analizamos", enumera Megías.

    Según el informe de 2020, los vertidos de aguas sin depurar fue el asunto que más 'medallas' otorgó. 19 puntos del litoral español, casi la mitad, recibieron su bandera por el mal tratamiento de este tipo de residuos. "Lo que más denunciamos es la depuración y saneamiento de aguas residuales. Principalmente, porque se vierte directamente al mar o porque las empresas o entidades que lo hacen no cuentan con instalaciones o con el programa de tratamiento de aguas necesario para depurar".

    "Es un problema antiguo y desde hace dos años estamos pagando sanciones a la Unión Europea. En total, ya hemos dado 32 millones de euros", remarca la activista.

    En cuanto al resto, ocho provienen de la especulación urbanística, seis por afecciones industriales, seis por puertos y cruceros impactantes, cinco por erosión costera y obras, dos por afecciones a la biodiversidad, una por acumulación de basuras y otra por varios motivos que perjudican su estado de conservación.

    • Balsa de lodos de ALCOA (Lugo)
      Balsa de lodos de ALCOA (Lugo)
      © Foto : Cortesía de Sabela Iglesias
    • Espuma cerca del emisario de EDAR en la playa de San Gabriel (Alicante)
      Espuma cerca del emisario de EDAR en la playa de San Gabriel (Alicante)
      © Foto : Cortesía de Ecologistas en Acción
    1 / 2
    © Foto : Cortesía de Sabela Iglesias
    Balsa de lodos de ALCOA (Lugo)

    En algunos casos, hay arenales y puertos que vuelven a repetir 'galardón'. Por ejemplo, el Mar Menor, cuya situación límite por la contaminación agrícola le hace volver a aparecer en el listado. Le acompañan también en 2020 el sistema de saneamiento de Gijón, necesitado de una depuradora en la zona este de la ciudad; el proyecto del puerto de la Fonsalía en Santa Cruz de Tenerife, ubicado en una Zona de Especial Conservación; o las plantas industriales de Alcoa y Ence, situadas en Galicia y denunciadas por Ecologistas en Acción como grandes contaminantes del mar.

    Lista de las 48 Banderas Negras de Ecologistas en Acción
    © Sputnik / Fuente: Ecologistas en Acción
    Lista de las 48 Banderas Negras de Ecologistas en Acción
    Tabla de las 48 Banderas Negras de Ecologistas en Acción
    © Sputnik / Fuente: Ecologistas en Acción
    Tabla de las 48 Banderas Negras de Ecologistas en Acción

    Este es el decimoquinto informe que realiza Ecologistas en Acción sobre el estado de las costas españolas. Motivo por el cual han querido recordar algunos de los problemas que se han solucionado y que fueron motivo de bandera. De forma parcial, se ha resuelto el rastrillado de las calas del Paraje Natural de los Acantilados del Maro, en Málaga. También consiguieron paralizar los proyectos de los puertos deportivos de San Vicente, en Cantabria; la ampliación del de El Molinar, en Baleares, o el del puerto de Melilla. Además, destacan el cierre de la tarraconense fábrica de Ercros, origen de los vertidos al pantano de Flix o la sentencia del Tribunal Constitucional que impidió la construcción de una macrourbanización en la llanura de la Marina de Cope, situada en Murcia.

    La biodiversidad en primera línea

    El daño a las especies de la costa es uno de los asuntos más destacados en el informe de 2020. La organización, bajo el lema "Sin Biodiversidad no hay vida", ha querido recordar la importancia de la vida litoral. "La biodiversidad de las costas a veces se trata por encima. Incluso, muchas veces, la biodiversidad costera se olvida, a diferencia de la exclusivamente marina o terrestre", recuerda Megías.

    Tras la pérdida de biodiversidad en las costas españolas están el aumento del tráfico marítimo, la construcción de presas y embalses, el mayor número de actividades recreativas, la acumulación de residuos y plásticos, la destrucción de sistemas dunares, la desaparición de la vegetación submarina, la limpieza mecánica y química de las playas, la pesca, la acuicultura o la llegada de especies invasoras. Entre las especies marinas más afectadas se encuentran la nacra (Pinna nobilis), un gran molusco castigado por una enfermedad; la lapa (Patella ferruginea), las praderas de la fanerógama marina (Cymodocea nodosa) o las algas de la familia Gelidium spp. Tampoco se escapan las aves, entre las que preocupa el estado del cormorán moñudo en Asturias por la sobrepesca y la gaviota de Audouin ceutí, al no poder instalarse en el puerto de la ciudad.

    Cormorán moñudo, una especie de aves amenazada (Asturias)
    © Foto : Cortesía de Ángeles Pastur
    Cormorán moñudo, una especie de aves amenazada (Asturias)

    La extinción de especies es un golpe contra la biodiversidad y a su vez contra las propias playas. De la misma manera, la contaminación o alteración de los arenales también entraña un grave peligro para los seres vivos que allí habitan. "Si afectas a la playa, afectas a la biodiversidad. Y al revés igual. Por ejemplo, en el tema de posidonia. Los fondeos ilegales o aumento de sólidos en el mar, que bloquean la luz, provocan la muerte de la planta, lo que contribuye a la pérdida de sedimentos de la playa y a su erosión. Por otro lado, la destrucción de los cordones dunares, como podría darse en el caso de la construcción del hotel de la Tejita en Tenerife, lo que haces es destrozar una parte de la playa. De esta forma, acabas con el hábitat de múltiples especies", explica la coordinadora del informe.

    Desde Ecologistas en Acción llevan varios años denunciando que el modelo actual que se aplica en la costa, en el que el medio ambiente está en un segundo plano, no es la mejor forma de encarar el futuro del país.

    "Es pan para hoy, hambre para mañana. Estás destrozando la materia prima de la que es tu fuente principal económica que es el turismo", afirma Megías.

    Que la economía prime sobre el resto es uno de los mayores temores de la organización. Y más ahora, cuando el coronavirus ha provocado una gran crisis mundial. La pandemia no solo llena los fondos marinos de toneladas de mascarillas y guantes hechos de materiales no reciclables, suceso que también critican desde la organización, sino que también ha impulsado la desregulación urbanística. "Esta es la salida equivocada de la crisis social y económica", exponen en el informe de 2020.

    Voluntarios recogiendo mascarillas en una playa
    © Foto : Cortesía de Rosa González
    Voluntarios recogiendo mascarillas en una playa

    Para mantener una costa sana, sigue la activista, hay que "solucionar muchos problemas". El litoral español es muy diferente y en cada rincón acecha un peligro distinto. Sin embargo, para Megías, hay que empezar por lo básico."Lo primero que hay que hacer es cumplir las normas de costas y de depuración de aguas. Además, hay que hacer casos a ingenieros, científicos, geólogos y geógrafos. El modelo actual es insostenible y hay que deconstruir el litoral. Solo hay que ver la manera en la que han afectado los últimos temporales a la costa española".

     "No se puede tener una línea de costa llena de edificios", afirma la coordinadora del informe.

    La Bandera Negra es un acto simbólico. No va a lucir en paseos marítimos ni arenales. El negro no va a ondear al viento. Pero es una advertencia. Un toque de atención para evitar que dicho color se expanda sobre el azul. No de las telas, sino de las aguas que pasan una y otra vez por televisión como marca España.

    Etiquetas:
    medioambiente, ecología, ecologistas, Ecologistas en Acción, mar, España, playas, contaminación
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook