En directo
    Medioambiente
    URL corto
    1143
    Síguenos en

    Un cisne hembra murió por 'tener el corazón roto' después de que unos vándalos rompieran sus huevos con ladrillos.

    La madre fue encontrada muerta después de que el padre de las crías desapareciera, presuntamente de estrés.

    Un grupo de adolescentes mató a los cisnes nonatos después de lanzarles piedras y ladrillos el mes pasado en Bolton, en Gran Mánchester. Según los testigos, los jóvenes apuntaban a la isla donde los cisnes habían hecho un nido, y varios huevos quedaron destrozados.

    Los activistas de la vida silvestre creen que el padre abandonó el nido debido al estrés. Ocurrió hace dos semanas y no ha vuelto desde entonces. Más tarde, encontraron al cisne hembra muerto en su nido.  

    "No hay mucho que pueda decir, la verdad. Probablemente murió de un corazón roto, ya que tenía un compañero de por vida y se alejó por el estrés", comentó el activista Sam Woodrow, citado por The Daily Mail. 

    Si la pareja de un cisne muere o desaparece, el ave que queda pasa por un proceso de duelo similar al de los humanos. Estas aves se emparejan de por vida. 

    El cisne encuentra una nueva extensión de agua para vivir, vuela para unirse a otra bandada o se queda donde está.

    Etiquetas:
    animales
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook