En directo
    Medioambiente
    URL corto
    0 88
    Síguenos en

    En la ciudad rusa de Norilsk, más de 20.000 toneladas de combustible diésel acabaron en los ríos Daldikan y Ambárnaya.

    Ahora, el derrame, que se produjo el 29 de mayo, amenaza la flora y la fauna de la zona. Las autoridades locales declararon el estado de emergencia en la región, mientras que cientos de socorristas intentan mitigar el desastre y retirar el agua contaminada.

    La compañía metalúrgica Nornikel sugiere que pudo haber sido el calentamiento global la causa de la catástrofe: el derretimiento del permafrost pudo haber dañado los pilares del depósito de combustible en la central termoeléctrica. 

    Etiquetas:
    combustible, derrame
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook