En directo
    Medioambiente
    URL corto
    250
    Síguenos en

    Sputnik ha hablado con varios expertos que barajaron la posibilidad de que se pueda repetir la tragedia ambiental registrada hace 10 años en las aguas del golfo de México y la importancia en las medidas de seguridad empleadas por las compañías petroleras en la actualidad.

    Hace 10 años tuvo lugar una de las catástrofes ambientales más grandes de la industria petrolera luego de que se registrara una explosión en la plataforma Deepwater Horizon de British Petroleum (BP) ubicada en el golfo de México causando el derrame de unos cinco millones de barriles en las aguas del Golfo.

    Con esta experiencia, las compañías petroleras deberían siempre anteponer la seguridad antes que las ganancias, de lo contrario, las pérdidas serían aún mayores que las ganancias, según el director principal del Fondo de Defensa del Medio Ambiente (Austin, Texas), Scott Anderson.

    "Nadie, ni la sociedad ni el Gobierno, aguantarían sufrir un daño grave al medioambiente. La seguridad debe anteponerse antes que las ganancias", concluyó.

    Sin embargo, las inversiones millonarias que se han hecho durante una década para mejorar los métodos y técnicas de perforación continúan siendo extremadamente complejas y conllevan fuertes riesgos desde el punto de vista tecnológico, ecológico y financiero, según el gerente del Fondo Principal Investors, Kyle Shostak.

    "Con el tiempo, la percepción de estos riesgos entre los inversionistas se ha ido atenuando. Por cínico que parezca, ahora estos tipos de catástrofes no parecen tan inusuales, el mundo ya las ha sufrido y los inversores han aprendido a percibirlas como parte de la nueva realidad", exclamó Shostak.

    Por su parte, el director general de la compañía Berkeley Research Group, con sede en Washington, y antiguo miembro de la Comisión Federal Reguladora de Energía de EEUU (FERC por sus siglas en inglés) Branko Terzik asegura que lo sucedido en el golfo de México ha hecho que la industria petrolera trabaje seriamente en sus errores para prevenir situaciones similares en el futuro.

    "Esta experiencia ha hecho una increíble contribución a la planificación de prevención en problemas similares. Fue un grave desastre. El equipo no estaba listo y la tecnología no estaba tan desarrollada como debería haber estado para prevenir tal problema", dijo Terzik.

    Según el experto, el impacto ambiental no fue tan grande como se esperaba inicialmente y más al contrario esta experiencia hizo que científicos e ingenieros construyeran dispositivos multifuncionales que permitieran cerrar un pozo en poco tiempo.

    Antecedentes de la catástrofe ambiental

    Después de tres meses de llevar vertiendo petróleo en las aguas del golfo, el derrame pudo ser detenido el 15 de julio y en agosto de 2010 lograron sellar el pozo. Finalmente, la responsabilidad de esta tragedia ambiental recayó sobre British Petroleum por decisión de un tribunal que obligó a la petrolera a pagar una indemnización millonaria.

    El proceso judicial duró hasta septiembre de 2018, cuando México y el BP llegaron a un acuerdo que contemplaba el pago de una indemnización de 25,5 millones de dólares.

    La petrolera británica también llegó a un acuerdo con EEUU que consistía en un pago de 20.800 millones de dólares por los daños causados.

    Etiquetas:
    petróleo, contaminación, British Petroleum, Golfo de México, EEUU, Reino Unido, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook