12:21 GMT22 Septiembre 2020
En directo
    Medioambiente
    URL corto
    Por
    1222
    Síguenos en

    Para averiguar la posible relación entre estos animales y las enfermedades que contraen los humanos, Sputnik conversó con la bióloga boliviana Raquel Galeón, investigadora científica del Programa para la conservación de los murciélagos de Bolivia (PCMB).

    — Algunos atribuyen el surgimiento del coronavirus al murciélago. ¿Consideras que existe esta posibilidad?

    Todos los animales silvestres pueden ser portadores de algún tipo de microorganismo (bacterias, virus y hongos, garrapatas o pulgas). Lo mismo ocurre con los seres humanos. En condiciones normales podemos ser portadores de microorganismos, virus e incluso enfermedades. La clave está en respetar la vida de los animales silvestres y respetar sus territorios y no capturarlos para venderlos como alimento o mascota.

    — En tu desempeño profesional has tenido contacto directo con murciélagos. ¿Son dañinos como se dice?

    Siendo estudiante de la Universidad Mayor de San Andrés en La Paz, Bolivia, me enrolé como voluntaria de un proyecto para Estudio de Murciélagos Montanos en la región de Los Yungas. Ahí, bajo la guía de profesionales expertos aprendí a capturarlos con redes para identificarlos, medirlos, pesarlos, distinguir entre sexos y edades. Esa experiencia me motivó para continuar estudiando sus patrones de movimiento y sus dietas. En Bolivia contamos con importantes colecciones científicas. Los murciélagos no son dañinos, ellos cumplen un rol, una función en los ecosistemas.

    — ¿Alguna vez te enfermaste?

    Para conocer más de ellos es necesario manipularlos y luego liberarlos. He estado en cuevas, entretechos y cavernas, y debo atestiguar que nunca padecí de ninguna enfermedad que pudiera atribuirse a los murciélagos. No debemos temerles, debemos respetarlos.

    Raquel Galeón, la investigadora boliviana, experta en murciélagos
    © Foto : Raquel Galeón
    Raquel Galeón, la investigadora boliviana, experta en murciélagos

    — ¿Cuál es el papel de los murciélagos en la naturaleza?

    Su importancia se define de acuerdo a lo que comen. Los murciélagos que se alimentan de frutas son dispersores de semillas y regeneradores de bosques. Permiten con su actividad la regeneración de plantas nativas, maderables y no maderables. Los murciélagos que liban néctar de las flores son polinizadores de muchas plantas de cultivos económicamente importantes para la alimentación de nosotros los humanos, y de también plantas forestales y otras nativas.

    Los murciélagos que comen insectos son controladores de plagas y enfermedades, como los mosquitos que transmiten dengue, leishmaniasis y zika. Otros comen mariposas nocturnas que dejan sus huevos en los cultivos. Los murciélagos que comen otros animales como ratones, lagartijas, sapos, peces y hasta a veces otros murciélagos más pequeños son controladores de poblaciones animales.

    Existen murciélagos que se alimentan de sangre, por cierto, en menor cantidad en todo el mundo, que no tienen un rol específico. Sin embargo, en los últimos años ha sido muy importante para la ciencia, puesto que su saliva posee un anticoagulante que ahora se está estudiando y utilizando en el área de la medicina. Estos son algunos ejemplos de la importancia de estos animalitos.

    Un murciélago Anoura Furcraea
    © Foto : Raquel Galeón
    Un murciélago Anoura Furcraea

    En Bolivia se conocen alrededor de 132 especies de murciélagos, y puede haber más. En Latinoamérica y El Caribe según la RELCOM existen alrededor de 380 especies.

    — ¿Qué recomiendas hacer para conservar el equilibrio de la naturaleza?

    Estamos en un mundo donde es más importante el dinero, y todos hablan de desarrollo. No creo que esté mal, puesto que sin generar ingresos ni desarrollarnos no podríamos sobrevivir. Pero hasta el momento nuestras acciones nada sostenibles ni responsables nos han llevado a estos resultados.

    Las políticas de desarrollo sostenible propuesta en 1992 en la Convención de la Diversidad Biológica, la CBD, deben transformarse a favor de los equilibrios de la madre Tierra. Todos los Estados a partir de esta experiencia y de los eventos del cambio climático, más allá del Acuerdo de París, deben comprometerse profundamente a cumplir con los acuerdos de la CDB y de los Objetivos del Desarrollo Sostenible.

    Todos además debemos hacer un esfuerzo en no dejarnos influenciar por algunos medios de comunicación que distorsionan la realidad, como es el caso del rol que se atribuye al murciélago en la aparición del coronavirus. Esas afirmaciones no tienen ningún sustento científico.

    También creo que hay que valorar el hecho que China, luego de estos trágicos acontecimientos, ha tomado medidas drásticas y necesarias al prohibir la venta y el consumo de animales silvestres. Ojalá sea emulada por muchos países.

    — Envía un mensaje a los jóvenes latinoamericanos sobre la importancia de respetar a los demás seres vivos que habitan la Tierra.

    Esto va para todos, no solo para los jóvenes de Latinoamérica, puesto que la madre Tierra, la naturaleza o como quieran llamarla no entiende de fronteras y su conservación no tiene límites. Es tiempo de valorar los bosques más allá de verlos como áreas de extracción de madera, tiempo para cuidar la biodiversidad y aprender de ella a convivir en comunidad.

    Charles Darwin al referirse a la capacidad de resiliencia dijo: "No son los más fuertes de la especie los que sobreviven, ni los más inteligentes. Sobreviven los más flexibles y adaptables a los cambios". Entonces si sobrevivimos a esto, démonos cuenta de que se nos está dando una oportunidad más para ser mejores seres humanos no solo entre nosotros, sino con todos los seres vivos.

    Etiquetas:
    coronavirus de Wuhan, pandemia de coronavirus, medioambiente, murciélagos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook