En directo
    Medioambiente
    URL corto
    1214
    Síguenos en

    Científicos del Instituto Max Planck afirman que la contaminación del aire se ha convertido en una verdadera "pandemia" que afecta a la humanidad de modo más letal que otras amenazas como los virus o incluso las guerras.

    "Dado que el impacto de la contaminación del aire en la salud pública en general es mucho mayor de lo esperado y es un fenómeno mundial, creemos que nuestros resultados muestran que hay una pandemia de contaminación del aire", dice el químico atmosférico Thomas Munzel, según publica la Sociedad Europea de Cardiología.

    Los investigadores estimaron que la contaminación del aire a nivel mundial causó unas 8,8 millones de muertes prematuras adicionales en 2015. Esto representa un acortamiento promedio de la esperanza de vida de casi tres años. A modo de comparación, el consumo de tabaco, acorta la esperanza de vida en un promedio de 2,2 años y provocó ese año unas 7,2 millones de muertes. En tanto, el VIH se cobró un millón de muertes.

    Muy atrás quedaron enfermedades como la malaria transmitida por parásitos o insectos (600.000 muertes), mientras que todas las formas de violencia, incluyendo las guerras, causaron unas 530.000 muertes.

    Los investigadores analizaron el efecto de la contaminación del aire en seis categorías de enfermedades: infección del tracto respiratorio inferior, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cáncer de pulmón, enfermedad cardíaca, enfermedad cerebrovascular y otras enfermedades no transmisibles.

    Descubrieron que las enfermedades cardiovasculares son responsables de la mayor proporción de vidas acortadas por la contaminación del aire: el 43% de la pérdida de esperanza de vida en todo el mundo.

    Además, destacaron en su estudio que la contaminación del aire tiene un mayor efecto en el acortamiento de la vida de las personas mayores, con la excepción de muertes de niños menores de 5 años en países subdesarrollados de África y Asia.

    "En África, la contaminación del aire representa un riesgo para la salud comparable al VIH/SIDA y la malaria. Sin embargo, en la mayoría del resto del mundo, la contaminación del aire es un riesgo para la salud mucho mayor", advierte el profesor Jos Lelieveld.

    "Cuando observamos cómo la contaminación desempeñaba un papel en varias enfermedades, (…) [descubrimos que] su efecto sobre enfermedades cardiovasculares es muy similar al efecto del tabaquismo. La contaminación del aire causa daños en los vasos sanguíneos a través del aumento del estrés oxidativo, que luego conduce a aumentos en la presión arterial, diabetes, derrames cerebrales, ataques cardíacos e insuficiencia cardíaca", detalló Lelieveld, según publica la organización médica.

    Los científicos aclaran que en su estudio distinguieron entre la contaminación del aire generada por el hombre y la contaminación por fuentes naturales como el polvo del desierto y las emisiones de incendios forestales.

    "Demostramos que aproximadamente dos tercios de las muertes prematuras son atribuibles a la contaminación del aire provocada por el hombre, principalmente por el uso de combustibles fósiles. (…) 5,5 millones de muertes en todo el mundo al año son potencialmente evitables", sentencian en el informe.

    Se trata del primer estudio que muestra los efectos de la contaminación del aire sobre las muertes según la edad, el tipo de enfermedad y también su efecto sobre la esperanza de vida a nivel de países y regiones individuales.

    Etiquetas:
    cáncer, enfermedades cardiovasculares, contaminación
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook