En directo
    Medioambiente
    URL corto
    0 22
    Síguenos en

    Vientos huracanados dificultan la extinción de numerosos incendios forestales, que afectan a la circulación por carretera. La calima procedente del vecino Sáhara ha obligado a restringir los transportes, dadas las malas condiciones de visibilidad. Las clases de los más pequeños y numerosos actos con motivo de las fiestas de Carnaval, suspendidos.

    Las inclemencias atmosféricas se han conjugado en contra de las Islas Canarias en las últimas horas. La calima, un polvo rojizo procedente del desierto del Sáhara, se cernió el 23 de febrero sobre el archipiélago a causa de los fuertes vientos, de hasta 160 km/h en algunos puntos de su geografía. Como resultado, se han desatado varios incendios cuya extinción se antoja complicada en las actuales condiciones.

    © Sputnik .
    Paisajes 'marcianos': situación de alerta en Canarias por el temporal de polvo

    Estampa apocalíptica

    A la casi nula visibilidad, teñida de color ocre, se suma el fuego. Como si de una película de catástrofes naturales se tratara, las llamas avanzaron amenazantes por los parajes de Degollada de Tasarte, en la isla de Gran Canaria. Más de 300 hectáreas han resultado arrasadas, así como 200 personas evacuadas. Aunque su foco ya ha perdido fuerza, el fuego afecta a la Reserva Natural de Inagua.

    • Pasajero en las inmediaciones del aeropuerto Tenerife Sur (en Santa Cruz de Tenerife) durante la tormenta de arena
      Tormenta de arena sobre Tenerife
      © AP Photo / Andrés Gutiérrez
    • Dos personas con disfraces de carnaval caminan en Santa Cruz de Tenerife en medio de tormenta de arena roja
      Tormenta de arena en Islas Canarias
      © AP Photo / Andrés Gutiérrez
    • Aspecto del aeropuerto Tenerife Sur  (Tenerife, Islas Canarias) durante tormenta de arena
      Tormenta de arena en aeropuerto Tenerife Sur
      © AFP 2020 / Desireé Martín
    1 / 3
    © AP Photo / Andrés Gutiérrez
    Tormenta de arena sobre Tenerife
    Otros incendios se hallan ya totalmente controlados y al punto de su extinción, como el acontecido en los alrededores del municipio de La Orotava, en la isla de Tenerife, donde ya se ha permitido a 70 personas regresar a sus casas.

    Pero el viento huracanado no da tregua y también hay focos que se han reactivado, como ha sucedido en La Quinta, cerca del municipio tinerfeño de Santa Úrsula. Hay más de 530 personas evacuadas y varios tramos de la autopista TF-5 permanecen cortados.

    Aeropuertos bloqueados

    El tráfico aéreo ha sufrido restricciones en los siete aeropuertos con los que cuentan las islas. 

    Hasta 360 vuelos se vieron afectados a lo largo de la jornada del 23 de febrero. Para paliar esta contingencia, se ha previsto el realojo de hasta 14.000 viajeros, aunque la reapertura de los aeropuertos de Gran Canaria y Tenerife Sur a última hora del 23 de febrero ha reducido tal previsión.

    Pese a que todo el archipiélago sigue encontrándose en alerta por calima y vientos, la autoridad aeroportuaria (Aena) ha confirmado que la totalidad de los aeropuertos están ya operativos desde primeras horas del 24 de febrero, si bien con algunas restricciones por seguridad. "Todos los aeropuertos están en condiciones de operar con capacidad reducida. Consulte con la aerolínea el estado de su vuelo, porque todavía puede ser afectado", informó la gestora pública de aeropuertos en España, Aena, a través de las redes sociales.

    Etiquetas:
    cancelación, meteorología, alerta, Aena, vuelos, evacuación, fuego, Islas Canarias, viento, incendios forestales, tormenta de arena
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook