En directo
    Medioambiente
    URL corto
    281
    Síguenos en

    El mundo entero se ha movilizado para enviar ayuda a las víctimas de los incendios en Australia. De Sídney a Sao Paulo, miles de jóvenes participan de una huelga escolar por el cambio climático y reclaman que se tomen medidas urgentes para frenar las devastadoras consecuencias que está teniendo este desastre ambiental. 

    El fuego empezó a quemar el sur de Australia en septiembre (la parte más poblada del país) y no ha parado de avanzar. Hasta ahora se lamenta la muerte de 27 personas, de 500 millones de animales, y la destrucción de 1.800 viviendas. 

    En total más de 8 millones de hectáreas se prendieron fuego. Sería como si todo el territorio de Austria se hubiera incendiado. Para tener una perspectiva, cuando el fuego invadió la Amazonia en agosto de 2019 y prendió las alertas en todo el mundo, se incendiaron 2,5 millones de hectáreas. En 2018 en California fueron 800.000 hectáreas. 

    El Gobierno australiano estima que los daños superan los 485 millones de dólares estadounidenses. Es cierto que los incendios en el país oceánico son comunes en primavera y verano, pero según Naciones Unidas, últimamente han sido más intensos y peligrosos.

    Los incendios son cada vez peores: 4 razones 

    • el cambio climático, que ha generado temperaturas por encima a los 40 grados (que llegaron a los 47 inclusive);
    • las pocas lluvias, el noviembre pasado fue el más seco de los últimos 120 años;
    • los vientos, que han ayudado a propagar el fuego;
    • el ser humano, el Gobierno australiano ha detenido al menos a una veintena de personas por dejar colillas de cigarro encendidas y generar incendios. 

    Aunque en Australia los incendios más devastadores de las últimas décadas se dieron a principios de febrero de 2009 en el sureste del país —causaron 173 muertos y 414 heridos—, el actual ha sido el más extenso. 

    Consecuencias de los incendios en Australia

    Además de las pérdidas humanas, de fauna y flora, materiales y económicas, los actuales incendios en Australia están generando una cantidad enorme de contaminantes que afectan la calidad del aire y, a la vez, tienen un impacto nocivo en la salud, alertó la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

    ​Según los datos publicados por el organismo de ONU, se han liberado a la atmósfera unas 400 megatoneladas de dióxido de carbono, un gas que contribuye al calentamiento global.

    Los incendios quemaron los bosques esenciales para limpiar el dióxido de carbono, el panorama es "poco prometedor", dijo Clare Nullis, portavoz de OMM.

    Etiquetas:
    koala, incendio, Gobierno de Australia, Australia, incendios forestales
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook