En directo
    Medioambiente
    URL corto
    0 180
    Síguenos en

    El volcán Shishaldin, en Alaska, disparó una nube de cenizas de unos ocho km de altura, lo que provocó retrasos y cancelaciones de vuelos, informaron las autoridades.

    Shishaldin es uno de los volcanes más activos de Alaska y con 2.857 metros es el pico más alto de la cadena de las islas Aleutianas. Comenzó a emitir cenizas el 7 de enero por la mañana y continuó haciéndolo durante todo el día, afirmó Kristi Wallace, geóloga del Observatorio de Volcanes de Alaska.

    ​El observatorio emitió un código rojo de advertencia para el tráfico aéreo alrededor del Shishaldin. Se informa que durante los últimos meses se mantenía el código naranja, debido a las ocasionales ráfagas de ceniza y vapor.

    ​La erupción del 7 de enero "no fue algo aislado", declaró la geóloga.

    "Es más bien una actividad sostenida, lo que significa que hay más volumen de material para salir del volcán", indicó.

    ​La elevación, duración y dirección de la columna de cenizas creó un posible peligro para el tráfico de aviones comerciales en la región.

    Además, se informó que una cantidad de ceniza, mezclada con lluvia y nieve, cayó en el pueblo de Cold Bay, una comunidad de varias docenas de residentes a unos 93 km al noreste de Shishaldin.

    Angela Simpson, administradora del pueblo, dijo que el impacto más significativo fue el retraso del vuelo comercial regional que se esperaba ese día. Los vuelos a otras comunidades, al puerto pesquero comercial de Unalaska-Dutch Harbor, también fueron suspendidos temporalmente, según informó la aerolínea regional Ravn Alaska.

    En Alaska se ubican más de tres cuartos de todos los volcanes de EEUU que han entrado en erupción durante los últimos 200 años, según el sitio web del observatorio.

    "Shishaldin ha sido uno de los volcanes que ha estado activo durante las últimas décadas", afirmó Hans Schwaiger, un geofísico del observatorio.

    "Cada varios años parece que se vuelve un poco activo. Así que estamos en medio de una secuencia eruptiva ahora mismo, y es probable que continúe durante un tiempo", aclaró.

    Agregó que la actual actividad del volcán no es nada fuera de su comportamiento normal.

    Shishaldin es monitoreado por sensores sísmicos e infrasónicos locales, datos de satélite, una cámara web, una red geodésica telemétrica y redes distantes de infrasonido y rayos.

    Etiquetas:
    EEUU, erupción, Alaska, volcanes
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik