En directo
    Medioambiente
    URL corto
    0 51
    Síguenos en

    Naciones Unidas aseguró que al menos un millón de especies pueden desaparecer en el futuro cercano. Cada año, son agregadas en una lista roja interminable. A pesar de los esfuerzos que muchos ambientalistas y Estados realizaron para su conservación, muchas especies fueron declaradas extintas en la última década.

    La Tierra podría ser el hogar de entre 5 y 10 millones de especies, o tal vez un billón, según estimaciones dispares, de las cuales los investigadores han catalogado menos de 2 millones. Naciones Unidas aseguró que al menos un millón de especies pueden desaparecer

    Sin embargo, la situación de amenaza de supervivencia en la que se encuentran muchas especies también pone en peligro los ecosistemas de los que dependemos para vivir. Los científicos estiman que las especies se están extinguiendo 1.000 veces más rápido de lo que deberían. 

    Las especies suelen extinguirse (generalmente) por culpa de la actividad humana. Las personas hacemos desaparecer sus hábitats, introducimos especies invasoras que las matan, contaminamos sus espacios, las comemos o las cazamos con otros fines que sean alimento, o dañamos indirectamente los lugares donde viven a través de los efectos del cambio climático. 

    Estas son algunas de las especies raras que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) declaró oficialmente extintas en los últimos 10 años, recopiladas por Gizmodo:

    Akialoa ellisiana

    Si se observa qué ha pasado con las especies de las islas hawaianas, vemos que sirven como uno de los ejemplos más notables del peligro que han corrido a manos de los humanos.

    Akialoa ellisiana
    © CC0 / John Gerrard Keulemans / Wikimedia
    Akialoa ellisiana

    El Oahu 'akialoa era un pequeño pinzón de pico largo y curvo que comía insectos y néctar, pero se extinguió debido a las enfermedades aviares y a que los humanos limpiaron el bosque. La UICN lo declaró extinto en 2016.

    Bettongia anhydra 

    Los científicos que trabajan en el desierto australiano han recogido un solo ejemplar de la Bettongia anhydra, un cruce entre una rata y un canguro, por lo que sabemos poco sobre dónde o cómo vivía.

    Fue visto por última vez en 1933 y probablemente fue presa de gatos salvajes invasores y zorros invasores. La UICN lo declaró extinto en 2016.

    Calathus extensicollis 

    Un escarabajo de tierra grande y depredador era endémico de los bosques de gran altitud de Pico, una isla de las Azores en el Atlántico. Los naturalistas lo registraron por última vez en 1859, y desde entonces no se han realizado estudios exhaustivos. La UICN lo declaró extinto en 2018.

    Contomastix charrua 

    Es un pequeño lagarto que representa a esta especie fue encontrado una vez en un afloramiento de granito en la ciudad costera uruguaya de Cabo Polonio. Los naturalistas no han registrado ninguno desde 1977, y tal vez haya muerto debido a la creciente perturbación humana por el turismo durante la temporada de reproducción del lagarto.

    ​La UICN lo declaró extinto en 2016, aunque aún quedan algunas dudas sobre si se trataba simplemente de una variante de otra especie de lagarto similar en todo momento.

    Dusicyon avus 

    Este cánido del tamaño de un perro, otrora muy extendido, vivía en los hábitats herbáceos de las pampas y la Patagonia en Sudamérica.

    Los arqueólogos lo encontraron en tumbas que datan del segundo milenio a.C., y es posible que se haya mantenido como mascota. No está claro cuándo se extinguió realmente; la datación por radiocarbono sugiere que fue hace unos 326 a 496 años, mientras que un perro que coincide con su descripción aparece en los diarios del siglo XIX. La caza y la competencia con perros domésticos son los probables culpables de la extinción de esta especie, y fue añadida a la lista de especies extintas de la UICN en 2015.

    Eulophia stenopetala 

    Los naturalistas registraron esta orquídea una vez en las colinas secas de Bután en 1859, y no se ha registrado desde entonces. La causa de la extinción no está clara pero quizás se deba al desarrollo de las carreteras en la zona. La UICN declaró la planta extinta en 2017.

    Habenaria petromedusa 

    Esta planta con flor vivía en las islas de Cabo Verde y sólo se conoce de un ejemplar recogido en 1787. Queda poco hábitat apropiado para ella, por lo que la UICN la declaró extinta en 2017.

    Leiolopisma ceciliae 

    Los científicos sólo saben de esta especie que probablemente se extinguió hace al menos 300 años, si no más.

    Leiolopisma ceciliae
    © CC BY 3.0 / Christian Hauzar / Telfair-Skink.jpg
    Leiolopisma ceciliae

    La posibilidad de que pudiera haber estado alrededor de los últimos 1500 años llevó a la UICN a agregarlo a la lista de extinción en 2019.

    Nyctanassa carcinocatactes 

    Los huesos de aves zancudas aparecieron en la isla de las Bermudas, pertenecientes a una especie de garza que pudo haber vivido en la isla.

    Nyctanassa carcinocatactes
    Nyctanassa carcinocatactes

    Sin embargo, la caza y los gatos salvajes probablemente la llevaron a su fin. La UICN la declaró extinta en 2014.

    Etiquetas:
    animales extintos, peligro, especies, animales
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook