En directo
    Medioambiente
    URL corto
    0 300
    Síguenos en

    Los oseznos pequeños han descendido sobre el hielo recién congelado en Chukotka, en el Lejano Oriente de Rusia. Los animales han retozado sobre el fino hielo, nadando y zambulléndose en el agua.

    A principios de diciembre, el número de osos polares en esta área aumentó drásticamente. Más de 50 plantígrados llegaron a un pueblo en busca de comida. La migración masiva se debe a un fuerte cambio climático, que impedía la formación del hielo en esta parte de Rusia, y los osos no podían cazar como solían.

    Se trata del municipio de Rirkaipii, que se encuentra cerca del cabo Kozhévnikov, conocido como paraje de los osos. Desde el 2007, allí se agrupan veces decenas de miles de morsas y atraen a los osos.

    Para los plantígrados se crearon puntos de alimentación lejos del pueblo con cuerpos de morsa, su comida habitual. La idea era minimizar el riesgo de que los osos se topen con los humanos.

    La mayoría de estos animales han podido regresar a su entorno natural porque el hielo ya es más sólido.

    Etiquetas:
    osos polares, Chukotka
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook