En directo
    Medioambiente
    URL corto
    Por
    0 30
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El Gobierno de España cree que la entrada en vigor del acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur puede ser la manera más efectiva de ejercer presión sobre Brasil para que cumpla compromisos ambientales, según autoridades españolas entrevistadas por Sputnik.

    "Es importante que el acuerdo entre en vigor para que funcione como herramienta de presión, (…) no ratificar un acuerdo comercial que tiene un capítulo de desarrollo sostenible tan ambicioso no nos coloca en una situación mejor para que Brasil cumpla el Acuerdo de París" sobre cambio climático, dijo la secretaria de Estado de Comercio español, Xiana Méndez.

    El tratado comercial será "un instrumento adicional" y un "elemento de presión" que se suma al Acuerdo de París, que no incluye sanciones.

    En las últimas semanas, entidades ecologistas e indígenas brasileñas realizaron una campaña en Europa para pedir que no se ratifique el acuerdo Mercosur-UE alcanzado tras casi 20 años de negociaciones, como una forma de presionar al Gobierno de Jair Bolsonaro para que rectifique su política ambiental.

    Según se comprometió en el Acuerdo de París, Brasil debería acabar con la deforestación ilegal en la Amazonía antes del año 2030, pero el último año la destrucción de la selva aumentó un 30%, según datos oficiales.

    Además se están debilitando órganos fiscalizadores de delitos ambientales y el Gobierno pretende incentivar la ganadería y la minería en reservas naturales y tierras indígenas.

    Para Méndez, es importante que Brasil visibilice "que está realizando políticas que son coherentes con lo que está incluido en el acuerdo comercial", y recordó que el pacto entre la UE y el Mercosur incluye mecanismos que, en caso de "incumplimiento evidente y notorio" de cláusulas puede eventualmente derivar en su suspensión.

    Respecto de la política de Bolsonaro de autorizar el uso de cientos de pesticidas (muchos de ellos prohibidos en la UE), la representante de España aseguró que el objetivo de los dos bloques es "converger en los estándares, pero en el estándar más alto".

    "Hay un mensaje fundamental: la UE seguirá regulando en favor de su seguridad alimentaria, exige a cualquier bien importado del Mercosur los mismos requisitos que a cualquiera producido dentro de la UE; un producto del Mercosur que no cumpla los requisitos de seguridad alimentaria no entrará en el territorio de la UE, con o sin acuerdo", advirtió.

    Méndez también se mostró "optimista" y "tranquila" respecto de la posición del nuevo Gobierno argentino ante el acuerdo, asegurando que necesita tiempo para analizarlo, y confió en que pueda entrar en vigor a finales de 2020, después de que cuente con la luz verde del Parlamento Europeo y los 28 parlamentos nacionales de la UE.

    En declaraciones a Sputnik, el embajador de España en Brasil, Fernando García Casas, también se mostró esperanzado con el acuerdo, que calificó como una "oportunidad histórica" para crear la mayor área de libre comercio del mundo.

    "España lo apoyó desde el primer momento", recordó.

    El embajador aseguró que el Gobierno brasileño "es consciente de que la política ambiental es muy importante para Brasil, para el agronegocio y para su población".

    El diplomático también destacó el "buen entendimiento" con el Ejecutivo de Bolsonaro, subrayando las expectativas de las empresas españolas que operan en Brasil ante una incipiente recuperación económica y las reformas estructurales que se están llevando a cabo.

    España es el tercer inversor mundial en Brasil (por detrás de EEUU y Holanda) con un stock de 42.000 millones de euros invertidos.

    Buena parte de la presencia española está en el sector de las infraestructuras y la energía, que ve como una oportunidad las privatizaciones y concesiones a la iniciativa privada que está implementando el actual Gobierno brasileño.

    Etiquetas:
    Brasil, UE, Mercosur, acuerdo, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik