En directo
    Medioambiente
    URL corto
    329
    Síguenos en

    Un gran tiburón blanco murió desangrado al quedarse su cabeza atascada entre las barras de una jaula de turistas. El impactante incidente ocurrió en la isla mexicana de Guadalupe.

    Las imágenes fueron publicadas por el activista Arturo Islas Allende y en ellas se puede ver cómo el pez choca contra la jaula con tres submarinistas. Por desgracia, su cabeza se quedó atascada entre las barras de la estructura metálica y empezó a desangrarse intensamente al intentar liberarse de ella.

    La batalla por la vida duró 25 minutos, pero al final el animal no logró sobrevivir y se hundió en las profundidades del océano Pacífico, detalla el activista. Asimismo, Allende indicó que el responsable de la tragedia es el canadiense Mike Lever, dueño del barco Nautilus. Él organizó esta atracción turística.

    Como la población total de tiburones blancos ronda los 3.000 ejemplares, el activista afirmó que denunciará al canadiense y ha pedido que se expulse su buque de México. Allende también indicó que la responsable del área protegida donde ocurrió el incidente, Marisol Torres, no hizo nada al respecto incluso sabiendo lo que había ocurrido.

    Etiquetas:
    animales, tiburones
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik