06:25 GMT +316 Diciembre 2019
En directo
    Un tiburón blanco

    La razón que se oculta tras el aumento de los ataques de tiburones a seres humanos

    © CC0 / Unsplash
    Medioambiente
    URL corto
    483
    Síguenos en

    Los ataques de tiburones blancos a bañistas han aumentado significativamente en los últimos años en la península de Cape Cod, en el estado de Massachusetts (EEUU). En 2018, un estudiante brasileño se convirtió en la primera víctima mortal de estos animales en las últimas ocho décadas en la región. ¿Qué hay detrás de los ataques?

    La probable razón de la presencia en aumento de los escualos en la costa de Massachusetts son sus presas, las focas grises, cuya población se ha agrandado después de que se prohibiera en 1972 su caza en Nueva Inglaterra —región estadounidense compuesta por los estados de Maine, Nuevo Hampshire, Vermont, Massachusetts, Rhode Island y Connecticut—. La ley de protección fue adoptada en aquella ocasión debido a que la caza a la especie hizo que casi desapareciera de la región.

    Con los años, la población casi extinta de focas grises se incrementó poco a poco. Se estima que cerca de 50.000 ejemplares de estos animales viven en Cape Cod. Aunque sean tiernas, y aparentemente inofensivas, las focas atraen a la región un gran número de tiburones y sus depredadores.

    Los vecinos han propuesto una solución bastante radical para resolver el problema: matar las focas para controlar su población. Aunque pueda sonar extrema, la práctica es relativamente común y se ha utilizado para lidiar con el problema de la superpoblación de canguros en ciertas regiones de Australia, por ejemplo.

    Para Ron Beaty, comisionado del condado de Barnstable en Massachusetts, existen demasiadas focas en la región y la caza a estos animales debería ser autorizada otra vez.

    "[Las focas] están atrayendo a más y más tiburones este año. Ya no necesitan protección", afirmó Beaty a The Express.

    Para la bióloga marina Blake Chapman, matar tiburones y focas no es la solución, ya que estos animales terminan regresando a la región tarde o temprano. La experta cree que la monitorización de los tiburones y el uso de tecnologías capaces de repeler a los escualos puedan ser una solución más eficaz para mantener a las personas seguras.

    De todas las maneras, un exterminio legal de focas grises solo puede llevarse a cabo si se implementan cambios en la ley actual.

    Etiquetas:
    Massachusetts, EEUU, foca, tiburones
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik