Widgets Magazine
En directo
    Océano (imagen referencial)

    Cómo pueden ayudar los 200.000 tipos de virus del océano a cuidar la atmósfera

    © Sputnik / Vladimir Astapkovich
    Medioambiente
    URL corto
    0 10

    La revista Quanta Magazine publicó los resultados de un nuevo estudio que revela que en los océanos hay casi 200.000 tipos de virus marinos. Los descubrimientos podrían ayudar a cambiar el proceso del ciclo del carbono y reducir la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera. Sputnik te explica por qué.

    En 2015 un equipo documentó 5.476 tipos distintos de virus en el océano. En 2016 el mismo equipo actualizó su conteo a 15.222. Este último estudio contó 12 veces más virus:  195.728 tipos; 90% de ellos nunca habían sido registrados por los científicos.

    El océano
    © Sputnik / Natalia Seliverstova
    Según Quanta Magazine, a pesar de la asombrosa abundancia de virus marinos y el papel clave que estos agentes infecciosos parecen jugar en procesos globales como el ciclo del carbono, los científicos aún saben relativamente poco acerca de la variedad de virus que existen; de ahí la importancia de este nuevo trabajo.

    El estudio sienta las bases para una mejor comprensión de su impacto en los ciclos globales de nutrientes. La información recabada podría ayudar a aclarar el papel de los microbios en el ciclo del carbono del océano, para así, poder modificarlo.

    Aunque los océanos cubren el 70% de nuestro planeta, hasta hace unos años la mayor parte del conocimiento de la diversidad viral marina provenía solo de unos pocos lugares que eran bien estudiados.

    Más: La NASA enciende las alarmas sobre el calentamiento global

    Eso cambió con el proyecto Tara Oceans, que tuvo como objetivo generar un inventario más completo de la diversidad microbiana y viral marina mediante un muestreo en todo el mundo. La goleta Tara ha hecho su camino por todos los océanos, recolectando muestras desde la superficie a las profundidades, y de polo a polo.

    Según se explica en Quanta, el nuevo estudio incluyó muestras de 43 ubicaciones en el Ártico que no se utilizaron en los estudios de 2015 y 2016 —el muestreo global y las mejores herramientas que se utilizaron explican que se hayan encontrado 12 veces más virus—.

    Alrededor del 40% de las nuevas poblaciones de virus provienen de las nuevas muestras del Ártico.

    "Nos sorprendió ver al Ártico como un punto de acceso a la biodiversidad, lo cual es particularmente relevante, ya que estas aguas se encuentran entre las que más rápidamente cambian en el planeta debido al cambio climático", dijo a Quanta Matthew Sullivan, microbiólogo del Estado de Ohio y autor principal de la investigación.

    También: Este es el lugar donde se originó la vida… y no es el océano

    Algunos científicos han especulado con la posibilidad de que algún día se utilicen virus para modificar el ciclo del carbono y así reducir la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera.

    Los océanos actualmente absorben aproximadamente la mitad de las emisiones de carbono causadas por los seres humanos, y la cantidad de dióxido de carbono absorbido continúa aumentando.

    Los virus afectan el nivel de saturación de bacterias en los océanos: entre el 20% y 40% de la población bacteriana global es "asesinada" cada día por los virus, se explica en Quanta. Cuando una bacteria es eliminada por una infección viral, su pared celular explota. Todo el carbono que hizo esa bacteria es liberado en los océanos, y parte termina siendo "sepultado" en las profundidades del océano.

    Etiquetas:
    dióxido de carbono, océano, virus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik