En directo
    El archipiélago de Svalbard, océano Glacial Ártico

    La NASA enciende las alarmas sobre el calentamiento global

    CC0 / Unsplash
    Medioambiente
    URL corto
    1103

    La investigación llevada a cabo con el satélite Aqua de la NASA sugiere que el ritmo con el que se está produciendo el calentamiento global podría ser más grave de lo que se pensaba anteriormente. Especialmente para esa parte del mundo que se está calentando de manera más rápida: el Ártico.

    "Es posible que hayamos estado subestimando cuán caliente se está poniendo [el Ártico]", señaló Gavin Schmidt, que dirige el Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA, encargado de la recolección de los datos de temperatura.

    Un iceberg en la Antártida (imagen referencial)
    © Sputnik / V. Chistyakov
    El Gobierno de Estados Unidos mantiene, a través de sus agencias, dos conjuntos de datos. Uno de ellos es GISTEMP, que es administrado por el Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA. El otro está a cargo de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

    Ambos conjuntos de datos, junto con varios otros mantenidos por instituciones y grupos académicos de todo el mundo, se basan en una combinación de los registros de miles de termómetros distribuidos a lo largo de la superficie terrestre y en un volumen creciente de mediciones oceánicas de boyas y otros instrumentos.

    Además: Presentan por primera vez la imagen de un agujero negro

    Sin embargo, estos conjuntos de datos han sido criticados y se han sometido a un mayor escrutinio debido a que muestran un calentamiento global constante, además de una serie de temperaturas récord.

    Por su parte, los grupos de investigación defienden la metodología utilizada y señalan que los diferentes conjuntos de datos tienen más similitudes que diferencias, por lo que la tendencia que muestran debe ser la correcta.

    Aquí es cuando entra en escena el satélite Aqua de la NASA, que ha estado en órbita desde 2002 y que lleva un dispositivo infrarrojo capaz de medir de manera independiente las temperaturas en la superficie de la Tierra y, de hecho, lo hace con un mayor grado de precisión.

    El registro de temperatura provisto por el satélite, que se extiende desde el 2003 hasta el 2018, respalda el hallazgo de la NASA de que el 2016 fue el año más caluroso registrado y, en general, que la tendencia al calentamiento continúa tal como lo muestran los termómetros de superficie.

    "Los datos satelitales de Aqua capturan toda la superficie del planeta y muestran que, en todo caso, nuestras mediciones de superficie están subestimando ligeramente la velocidad del calentamiento global", señaló Zeke Hausfather, investigador de la Universidad de California en Berkeley, a The Washington Post.

    El estudio también confirma que "el Ártico se está calentando mucho más rápido que el resto del mundo. Estimar correctamente las temperaturas en la región es importante para comprender lo que está pasando en el mundo en general", señaló el científico.

    También: Ahora sabemos cuánto pesa la Vía Láctea

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    satélites, calentamiento global, NASA, Ártico