En directo
    El glaciar de Santa Isabel, Colombia

    Colombia perderá sus glaciares en 10 años

    CC BY-SA 2.0 / sergejf / Nevado de Santa Isabel, North Summit
    Medioambiente
    URL corto
    0 30

    BOGOTÁ (Sputnik) — Colombia perderá sus glaciares en un periodo de 10 años por el cambio climático y la deforestación, advirtió el ministro del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano, con base en el Estudio Nacional del Agua 2018, que se presentó en Bogotá con ocasión del Día Mundial del Agua.

    "Estamos muy preocupados por la situación de nuestros glaciares, en los próximos 10 años no los vamos a tener", dijo Lozano en la presentación del estudio, indicó su despacho.

    Colombia cuenta con seis glaciares o nevados que representan 37 kilómetros cuadrados frente a los 350 kilómetros que registraban hace 50 años, y entre 2016 y 2018 se extinguió el 5,8% del área glaciar colombiana, correspondiente a 2,3 kilómetros cuadrados.

    "Los glaciares son nuestra gran bodega de agua cuando tenemos eventos extremos de sequías, por eso a medida que desaparecen también crece la preocupación porque decrece el recurso hídrico para el abastecimiento de los ciudadanos y la industria nacional", agregó Lozano.

    Con el fenómeno de El Niño, registrado entre 2015 y 2016, el glaciar de Santa Isabel perdió entre el 6 y el 7% de su área y se prevé que desaparecerá en una década.

    El estudio, desarrollado por el Ministerio de Ambiente de Colombia junto con el estatal Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia y una veintena de organismos más, reveló que entre 2012 y 2016 la demanda de agua en Colombia creció 5% y ascendió a 37.308 millones de metros cúbicos.

    Temas relacionados: "La gente necesita relajarse sobre sus hábitos de consumo del agua"

    De todos los sectores, el de agricultura es el que demanda mayores recursos hídricos, ya que consume el 43,1% del total de agua usada en Colombia, y para el año 2022 —cuando se presentará el próximo estudio, que se publica cada cuatro años- se prevé que su consumo ascenderá a 135,8%, seguido por el de hidrocarburos, piscicultura, minería y la generación de energía a través de represas.

    Esas afectaciones, junto con otras, llevarán a que el país pase de tener 318 a 391 municipios susceptibles a sufrir desabastecimiento de agua potable, principalmente en departamentos como Santander (noroeste), Cundinamarca, Boyacá (centro) y Tolima (centro-occidente).

    Según el informe, en al menos el 50% de las localidades de esos departamentos existe el riesgo de quedarse sin agua potable como consecuencia del déficit en la oferta natural, la reducción de las lluvias y la insuficiencia en la infraestructura de abastecimiento.

    Minería ilegal

    Con respeto a la minería ilegal, Lozano detalló que en 2016 se vertieron 183 toneladas de mercurio al suelo y al agua por beneficio de oro (85%) y plata (15%) en 154 municipios ubicados en 17 departamentos.

    Los departamentos que registraron mayor producción de oro fueron Antioquia (noroeste, con 41%), Chocó (noroeste, con 24 por ceinto), Nariño (suroeste, con 15%), Bolívar (norte, con 7%) y Caldas (centro-occidente, con 4%).

    "El panorama del mercurio es que se sigue registrando donde hay presencia de actividades ilícitas de extracción de minería, en el occidente de Antioquia principalmente, en Bolívar y hacia el sur del país", precisó Lozano.

    En meses pasados, el Ministerio de Defensa señaló a los grupos armados ilegales que persisten en el país como los mayores responsables de la minería ilegal, en especial en regiones como la Amazonía y Chocó, cuyos recursos derivados son usados para su financiación.

    De acuerdo con el organismo, en solo tres años Colombia pasó de tener 78.939 hectáreas de ecosistemas arrasados por la minería de oro ilegal a 83.620 hectáreas afectadas.

    En la actualidad Colombia cuenta con el 5% de los recursos hídricos mundiales, cuando Sudamérica tiene en total el 28%.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    deforestación, cambio climático, agua, glaciares, Colombia