03:45 GMT +313 Noviembre 2018
En directo
    Amazonas, bosque

    Impunidad de madereros en Brasil dispara la violencia contra los pueblos indígenas

    CC0 / Pixabay
    Ecología
    URL corto
    0 43

    El conflicto por la madera y la tala de árboles en la selva amazónica persiste como una amenaza para los pueblos indígenas. El asesinato de Jorginho Guajajara, líder del pueblo Guajajara vistió de luto a uno de los grupos más grandes de Brasil.

    Los Guajajaras habitan en más de 10 áreas protegidas en el margen oriental del Amazonas en Maranhão. El líder Jorginho fue encontrado muerto el 19 de agosto cerca de un río reconocido por ser el vertedero de los madereros.

    Los miembros de su tribu creen que el asesinato de Jorginho está relacionado con el conflicto con madereros que persiste en el territorio amazónico. Hasta 80 Guajajaras han sido asesinados en el área desde el año 2000, según publicó The Guardian.

    El líder comunitario había hecho campaña para proteger el bosque de la tala en medio de la escalada de violencia en la región. Los Guajajaras defienden el bosque por sus familias y por los otros pueblos como los 'Awá' que viven en el mismo territorio pero en condición de aislamiento total.

    Según la activista indígena Sônia Guajajara, quien se postula como candidata a la vicepresidencia por el partido Socialismo y Libertad, "este no fue un caso aislado, sino parte de un genocidio en curso ".

    Esta área está sujeta a una intensa deforestación, y de acuerdo con los datos del Gobierno, el 70% del bioma en el estado ya ha sido despejado, reveló la nota. El estado de Maranhão destaca por una alta tasa de conflictos indígenas contra los madereros que ingresan al territorio para explotar los recursos.

    En Brasil, la selva amazónica es el hogar de más de 24 millones de personas y de cientos de miles de indígenas, según datos publicados por Greenpeace. Una de las maderas más codiciadas de la zona es el ipé, conocida como la "nueva caoba", de ahí que las empresas madereras están dispuestas a adentrarse en el bosque.

    El ipé que crece en la Amazonia tiene una densidad muy baja con un promedio de un árbol por cada 10 hectáreas. Esto significa que se necesita acceder a extensas áreas de bosque para poder acceder a estos valiosos árboles.

    La madera de ipé es muy demandada en el sector de la construcción para su utilización en suelos, terrazas, bordes de piscinas, entre otras. Además se difunde como una opción "sostenible" por su extrema dureza que no requiere impermeabilización.

    Esta madera está entre las más valoradas y caras de Brasil, y la demanda y el precio en el mercado mantiene el incentivo a los madereros para adentrarse en la selva.

    Relacionado: La historia del último miembro de una tribu desaparecida en el Amazonas

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Nuevos geoglifos descubiertos en Brasil revelan los secretos de los habitantes del Amazonas de hace 2.500 años (fotos)
    'Amazonas' kurdas destruyen un blindado turco ACV-15 en Siria (vídeo)
    Lenín Moreno presentará en el Vaticano su iniciativa para proteger el Amazonas
    Etiquetas:
    madera, tribus, tala, pueblos indígenas, Amazonas, América Latina, Brasil