En directo
    Marleny Surco mirando a su fuente de agua contaminada. Habitante de la comunidad de Espinar

    "El daño ambiental también ha causado temor: no podemos comer nuestro pescado"

    © Foto : Diego Cárdenas/Amnesty International
    Medioambiente
    URL corto
    0 20

    El pasado 3 de febrero hubo un derrame de gas líquido en la quebrada de Kemariato, distrito de Megantoni, Cusco. Las comunidades que habitan esa zona selvática continúan las protestas porque la empresa responsable de la fuga, la Transportadora de Gas del Perú (TGP), no ha resarcido los daños causados a la población y el medio ambiente.

    "Las empresas indican que el daño no es de gran magnitud. Solamente se hicieron cargo del derrame que hubo en la quebrada, pero no del río Urubamba, que es donde desemboca Kemariato. Las comunidades de la zona consumen el pescado del río. Hay casi 15.000 personas que tienen temor de comer ese alimento", explicó a Sputnik Ismael Hernández, presidente de la Central de Comunidades Nativas Matsigenka Juan Santos Atahuallpa (Ceconama).

    Hernández advirtió que la contaminación del río provocó "un cambio total" en la vida cotidiana de la población. Al no poder consumir el pescado, los comuneros tienen que "comprar latas de atún o conservas, que tienen un precio muy elevado" y está generando un impacto económico desfavorable.

    Además del daño ambiental y social, la mortandad de los peces también ha generado gran incertidumbre en la población: "Hasta la fecha no tenemos informes ni resultados de las autoridades del Estado que digan que podemos consumir el pescado", dijo Hernández.

    Los pobladores piden a la empresa que que se reparen los daños causados en el río e indemnice a los nativos financiando proyectos productivos, por ejemplo un gran proyecto "de crianza de peces".

    Lea más: Perú tóxico: sangre indígena contaminada por la industria minera y petrolera

    Hasta que no haya novedades, Ceconama y las comunidades de las zonas aledañas profundizarán las medidas de lucha adoptadas en reclamo del respeto por sus derechos, "que también son ambientales", agregó.

    Por el momento, los pobladores mantienen paralizado el flujo fluvial. En caso de no lograr un acuerdo, Hernández advirtió que tomarán los aeródromos locales, cortando toda comunicación con el exterior, además de cerrar las válvulas de gas de los lotes circundantes de la empresa.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    ¿Quién está detrás de protestas de productores de papa en Perú?
    El papa reivindica valor cultural de la Amazonía en reunión con pueblos indígenas de Perú
    Etiquetas:
    comunidad, selva, contaminación, gas, Perú