Widgets Magazine
01:29 GMT +321 Octubre 2019
En directo
    Tierra ardiendo

    Olvida todo lo que sabes: este es el verdadero problema que nos destruirá

    CC0 / Pixabay
    Medioambiente
    URL corto
    11329
    Síguenos en

    La humanidad está a punto de desaparecer, pero no por las razones que se suelen considerar más amenazantes, aseguró a Sputnik el científico del Instituto de Problemas del Agua de la Academia Rusa de Ciencias Artiom Akshíntsev.

    El investigador reveló el principal problema que enfrenta la humanidad y desmintió varios mitos populares en la actualidad sobre el medio ambiente.

    "El problema ambiental más importante no es el desperdicio de plástico ni el calentamiento global. Es la sobrepoblación", afirmó.

    Según Akshíntsev, hay ecologistas y pensadores, incluyendo varios influyentes científicos de la organización pública internacional Club de Roma, que se ocupan de pronosticar el futuro de la humanidad.

    Dichos investigadores crean modelos especiales para entender cuándo se llegará al punto crítico para nuestro planeta y, a su juicio, esto podría ocurrir en menos de 100 años.

    "Se cree que cuando el número de habitantes de nuestro planeta llegue a los 12.000 millones habrá catástrofes globales", explica el ecólogo. De momento ya se han superado los 7.500 millones de personas.

    El investigador también ha desmentido algunos de los mitos ambientales más extendidos en la actualidad.

    Calentamiento global

    No hay calentamiento global, asegura el científico, pero sí se puede hablar de cambio climático cíclico.

    "El clima cambia constantemente, vivimos en una era interglaciar. En la historia de la Tierra se han producido al menos ocho períodos glaciales serios. Es decir, es lógico suponer que habrá un noveno", expone.

    Multitud de fotos muestran el derretimiento de hielo en los polos y en algunos países el tiempo se ha vuelto más cálido, continúa Akshíntsev. Sin embargo, en su opinión, estamos hablando de procesos naturales.

    Más: Científicos advierten de la inminencia de un "apocalipsis ambiental"

    "La temperatura de la Tierra depende en gran medida de los ciclos solares, de la actividad de los volcanes y de las emisiones de metano. Sin duda hay una influencia antropogénica, pero en términos porcentuales no es tan grande", sostiene.

    En los últimos 100 años, la humanidad ha tenido el mayor impacto negativo en el medio ambiente

    El hombre comenzó a afectar negativamente a la naturaleza hace unos 50.000 años, es decir, cuando violó una de las leyes fundamentales de nuestro mundo, dice el ecologista, la ley del hábitat de la especie.

    "Cuando dejamos nuestro hábitat original, comenzamos a destruir el ecosistema. De este modo, nuestra especie causó la desaparición de varias especies de seres vivos", destaca.

    Pero, según el ecólogo, argumentar que el hombre ha tenido el mayor impacto ambiental en los últimos 100 años es incorrecto. En las últimas décadas, como resultado del desarrollo tecnológico, la gente dispone de más instrumentos para afectar menos al medio ambiente, pero también se ha vuelto más reflexiva sobre su huella climática.

    Islas de plástico en los océanos

    No hay islas de basura como tales, asegura el científico. Sin embargo, sí hay manchas de desperdicios: los residuos plásticos se descomponen y se convierten en una sustancia gelatinosa.

    El plástico en entornos extremos —como el agua salada— y bajo la influencia de la fuerte radiación ultravioleta del Sol comienza a descomponerse, explica el científico.

    En el agua salada este proceso se produce rápidamente y el océano puede 'digerir' una botella de plástico en tan solo un año.

    Además:

    "Pronto será demasiado tarde": 15.000 científicos lanzan una 2ª advertencia a la humanidad
    Nibiru, ¿el planeta que destruirá la Tierra la próxima semana?
    Las 'cinco profecías' de Hawking sobre el final de la humanidad
    La humanidad se embrutece poco a poco
    Etiquetas:
    fin del mundo, sobrepoblación, humanidad, ecología, Tierra, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik