En directo
    Medioambiente
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    LA HABANA (Sputnik) — Cuba instó a los países industrializados a cumplir los compromisos financieros contraídos en París para contrarrestar las amenazas del cambio climático en la reunión de la Conferencia de las Partes del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP23)sobre el tema que concluyó en Bonn, Alemania.

    "Consideramos que es el deber de los países desarrollados y de esta Convención, hacer cumplir el artículo 8 del Acuerdo de París y demás decisiones relevantes, en aras de que los recursos financieros requeridos para lidiar de manera rápida y efectiva con los impactos de los cambios que ya hoy ocurren en el clima, sean puestos en manos de los necesitados y vulnerables", expresó Fidel Santana, viceministro cubano de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

    En su discurso, Santana calificó de "alarmantes" las señales de deterioro de las condiciones climáticas del planeta, con un incremento de las temperaturas de 1,1 grados Celsius respecto al período preindustrial.

    De acuerdo con el viceministro, en abril de 2017 las instituciones científicas confirmaron que se alcanzó un nuevo récord de concentración de dióxido de carbono en la atmósfera a un nivel de 410 partes por millón.

    "Se va reduciendo dramáticamente el tiempo de que disponemos, para evitar rebasar la barrera de los 1,5 grados Celsius, que declaramos como una aspiración en el Acuerdo de París", insistió el experto.

    Recordó que la ONU advirtió en un reporte reciente que, incluso, si se implementaran plenamente las actuales Contribuciones Nacionalmente Determinadas, el mundo estaría aún muy lejos de retener el aumento de las temperaturas por debajo de los dos grados.

    Aclaró que los compromisos actuales representan apenas un tercio de los desembolsos necesarios para contener el aumento de la temperatura en ese punto, ya de por si excesivo, en particular para los países más vulnerables.

    "Esta situación se torna todavía más tensa, si tomamos en cuenta que el país con mayores acumulados históricos y uno de los principales emisores actuales ha decidido desentenderse de los esfuerzos internacionales en curso para revertir este peligroso escenario", advirtió Santana en alusión a Estados Unidos.

    Indicó que en el centro de lo que denominó esa "brecha de ambición" está la renuncia a los compromisos legalmente contraídos dentro de la COP 23 por parte de los países industrializados, a los que mencionó como "responsables de los problemas que hoy enfrentamos".

    Describió que los países más vulnerables continúan siendo golpeados por eventos extremos de redoblada potencia, con devastadores efectos, y en particular los pequeños estados insulares.

    "El impacto combinado de estos grandes eventos climáticos, en Antigua y Barbuda, Dominica y Cuba, entre otros países de la región ha provocado pérdidas de vidas humanas, miles de millones de dólares en costos para la economía y severos impactos sociales", expresó.

    Al referirse a Cuba, recordó que en abril de este año el Consejo de Ministros decidió conceder la máxima jerarquía a este problema, mediante la adopción de un Plan de Estado para el Enfrentamiento al Cambio Climático, al cual hoy se le identifica bajo el nombre de "Tarea Vida".

    "Cuba, con esta "Tarea Vida" reafirma sus compromisos de cumplir con el Acuerdo de París que bajo la Convención de Cambio Climático hemos ratificado", señaló y ratificó la voluntad nacional de invertir en esto los recursos, conocimientos y tecnología necesarios.

    Uno de los obstáculos más relevantes en el camino hacia el cumplimiento de este objetivo es el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos, denunció.

    Lea también: Un experto cubano señala la inconsistencia de EEUU ante los acuerdos ambientales

    Sin embargo, pese a todas estas dificultades, Santana reafirmó la voluntad de Cuba de "apoyar firmemente" a la presidencia de Fiji, en sus esfuerzos por concluir exitosamente los trabajos de la XXIII Conferencia y en los que bajo su liderazgo se llevarán a cabo en 2018.

    Bajo la conducción de Fiyi transcurrirá el proceso de adopción de los procedimientos del Acuerdo de París, el cual los países en vías de desarrollo reclaman que discurra de manera abierta, inclusiva y transparente.

    Igualmente, insisten en que esa fase debe basarse en el principio de responsabilidades comunes, pero diferenciadas, con un tratamiento balanceado entre los elementos de mitigación, adaptación, finanzas, transferencia de tecnología, fomento de capacidades, perdidas, daños y medidas de respuesta.

    Pese a que Fiyi preside la COP-23, la reunión transcurre en Bonn por solidaridad de Alemania con esta República de 330 islas agrupadas en el Pacífico, las cuales carecen de logística e infraestructura hotelera para albergar la cantidad de asistentes entre técnicos, diplomáticos, negociadores y periodistas.

    Tras la llegada a la Casa Blanca en enero de 2017, el presidente norteamericano Donald Trump notificó la retirada de su país del Acuerdo de París, logrado en 2015 en la COP 21.

    Además:

    G77 + China aboga por un mejor financiamiento para combatir el cambio climático
    EEUU dispuesto a reconsiderar su adhesión al Acuerdo de París sobre cambio climático
    Ecuador: países en desarrollo necesitan más recursos para mitigar cambio climático
    Etiquetas:
    Acuerdo de París, cambio climático, Bonn, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook