10:54 GMT +314 Diciembre 2019
En directo
    Costa Rica

    Tomate: la ranita que devolvió la esperanza para revivir una especie extinta (fotos)

    © CC0 / Pixabay
    Medioambiente
    URL corto
    0 70
    Síguenos en

    Un grupo de investigadores de Costa Rica realizó un particular hallazgo: en las quebradas del Parque Nacional del Agua encontraron un ejemplar de una rana considerada extinta desde 2004. El descubrimiento devuelve la esperanza de recuperar a esta especie endémica del país centroamericano.

    Su nombre en la nomenclatura científica es 'Craugastor escoces', pero los científicos que la descubrieron le llaman Tomate. La encontraron en septiembre de 2016, pero recién esta semana se volvió célebre cuando anunciaron su existencia en conferencia de prensa.

    El hecho conmocionó para bien a la comunidad académica y al público en general, ya que desde 1986 no se tenían rastros de esta rana, cuyo vientre es rojo intenso. Gilbert Alvarado, biólogo y veterinario de la Universidad de Costa Rica, fue uno de los protagonistas de este hecho histórico. En diálogo con Sputnik, el investigador relató el proceso que los llevó a dar con Tomate.

    ​Alvarado y su colega Randall Jiménez estaban recorriendo el parque para buscar ejemplares de la rana de ojos verdes —o vibicaria-, también considerada en un momento extinta y recuperada gracias a los esfuerzos de investigadores.

    "Fue una de esas noches que para el común de la gente sería muy bonita, con luna llena, estrellada, con mucha luz y sin lluvia. Para nosotros, que trabajamos con anfibios, es una noche pésima porque no tenemos animales suficientes para poder estudiarlos", relató el biólogo.

    Al no encontrar vibicarias en los puntos de muestreo, se fueron a las quebradas del parque a indagar y conseguir ejemplares. En eso estaban cuando Jiménez vio los ojitos de una ranita escondida debajo de una gran roca.

    Cuando fueron a revisarla, se percataron que no se trataba de una rana de ojos verdes. Tenía el vientre rojo, algo que no se corresponde con el animal que buscaban.

    ​"Sea lo que sea es algo importante", le dijo Alvarado a su colega.

    Cada gato tiene derecho a …una rana
    © YouTube / かご猫 Blog
    Cuidadosamente la llevaron en una bolsa y a la mañana siguiente consultaron con otra eminencia en anfibios, el doctor Federico Bolaños. Con el profesor confirmaron la sospecha que tenían: se trataba efectivamente de una 'Craugastor escoces' hembra.

    Tras una discusión sobre si debía conservarse viva o como ejemplar de museo, primó la decisión de mantenerla en un laboratorio. La bautizaron ‘Tomate' y se ha vuelto un animalito muy querido por todo el equipo de trabajo.

    "Lo primero que piensa uno cada vez que se levanta es cómo está la rana. Después de pasar por ese proceso, con el inicio de la época lluviosa, hemos comenzado con los monitoreos y los intentos para dar con el macho. Queremos ver si encontramos uno para ver si logramos establecer bien los protocolos de reproducción para esta especie", declaró Alvarado.

    Los estudiosos de anfibios están convencidos de que hay más individuos de 'Craugastor escoces' desperdigados por la zona.

    ​"Como dice un amigo, [a Tomate] 'no la pusieron los extraterrestres' ahí en el Parque Nacional. Tiene que haber otros ejemplares. Por su biología y su naturaleza es un animal que no se encuentra en altas densidades sino más bien de forma espaciada los especímenes. No están todos aglomerados, están todos distribuidos. Además vive en las cuevitas. Le gusta tener un perfil bajo dentro del ecosistema, pero decisivamente tiene que haber otros especímenes", comentó el biólogo.

    La conservación de Tomate requiere de extremos cuidados y los científicos sufren un importante estrés por sus vaivenes. En un momento, el color rojo característico del vientre del anfibio se fue desvaneciendo, debido a su nutrición. Otra especialista de la Universidad de Gante, en Bélgica, sugirió incorporar carotenoides a la dieta del animal para evitarlo.

    "Hubo que incorporar carotenoides en la dieta de los grillos [que comía Tomate], pero no cualquiera sino algunos que pueden ser procesados por la rana para terminar convirtiéndose en color. Entonces hay que buscar los carotenoides adecuados y no es lo mismo darle zanahoria que tomate al grillo", ilustró.

    Luego, en enero y febrero, la ranita estrella dejó de consumir notoriamente sus alimentos durante unas cuatro semanas. El equipo de trabajo luego desarrolló la hipótesis de que ese período "corresponde a la época de seca en el Parque Nacional del Agua".

    "Puede ser que ella dentro de su biología normal, en tiempos en los que las temperaturas aumentan, la humedad desciende y prácticamente deja de llover, simplemente ella se refugia en una cuevita y baja absolutamente todo su metabolismo y deja de consumir alimentos", matizó.

    Historias como la de la 'Craugastor escoces' o la rana de ojos verdes, anfibios de las zonas altas de Costa Rica que desaparecieron debido a las consecuencias del cambio climático y a la depredación, no son aisladas. Por eso, la Universidad de Costa Rica esperó hasta el Día Mundial del Medioambiente para difundir el hallazgo.

    "Queríamos aportar una noticia positiva para el país y para el mundo, porque que vuelva una rana a resucitar pueda ser un hecho positivo en medio de todo lo malo que sucede y todo los daños que ocasionamos como seres humanos", concluyó.

    Además:

    Voluntarios ayudarán a sapos a cruzar carretera cerca de San Petersburgo
    El misterio de la desaparición de sapos en Brasil
    Etiquetas:
    extinción, biodiversidad, preservación, rescate, animales, Universidad de Costa Rica, Costa Rica
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik