08:38 GMT +314 Diciembre 2019
En directo
    El mar de Barents

    Científicos resuelven el misterio de las profundidades del mar de Barents

    © Sputnik / Igor Podgorny
    Medioambiente
    URL corto
    0 70
    Síguenos en

    Un equipo de científicos del Instituto del Ártico, de la Universidad de Tromso (Noruega), reveló el origen de los cráteres gigantes que se formaron en el fondo del mar de Barents hace más de 12.000 años, según un artículo publicado en la revista especializada Science.

    De acuerdo con los investigadores, estos cráteres se formaron como resultado de varias explosiones de metano marino.

    "Pese a que tales explosiones suelen producirse raramente, su impacto en el clima puede ser mayor que el de una filtración de metano más lenta. Todavía tenemos que ver si estas emisiones de metano masivas pudieron llegar a la atmósfera terrestre. Según nuestros cálculos, una zona el doble de grande que Rusia resultó afectada por estas explosiones", declaró la científica noruega Karin Andreassen.

    Según explicó la investigadora, las misteriosas estructuras de cientos de metros de diámetro que pueden verse en el fondo de las aguas fueron descubiertas en la década de 1990 por un equipo de geólogos rusos. 

    En aquella ocasión, la profundidad del mar y la falta de herramientas necesarias para su estudio impidieron a los investigadores rusos profundizar en las causas del extraño fenómeno. Ya en 2016, el equipo liderado por Andreassen viajó hasta la zona 'noruega' del mar de Barents para examinar estos míticos cráteres submarinos. 

    De acuerdo con la científica, las capas superiores del suelo marino contienen inmensas reservas del llamado hidrato de metano —moléculas de metano que se encuentran en moléculas de agua y que bajo las condiciones de presión y de temperatura que existen en el talud continental y en las regiones polares se convierten en hielo de metano (permafrost)—.

    No obstante, los científicos noruegos advierten de que el calentamiento global puede llevar al derretimiento de estos hielos de metano y provocar una fuga de cantidades peligrosas de este gas de efecto invernadero a la atmósfera.

    Según explican los geólogos escandinavos, los cráteres del mar de Barents son en realidad una especie de 'chimeneas submarinas'. A su vez, las 'colinas' ubicadas alrededor de los cráteres permitieron a los investigadores determinar su edad. 

    Estos misteriosos relieves submarinos se formaron hace unos 12.000 años, después de que terminara la última Edad de Hielo. Durante este período, el área estaba cubierta por una capa de hielo de unos 400 metros de espesor. 

    "Pero cuando el clima se calentó, la capa de hielo se derrumbó y como consecuencia se liberaron enormes cantidades de metano abruptamente [debido al exceso de presión]", indicó Andreassen, que añadió que "las cantidades de metano que se liberaron tuvieron que ser bastante impresionantes".

    De acuerdo con los geólogos noruegos, estas explosiones pudieron haber influido en el clima del Ártico y de la Tierra. "Nuestro estudio proporciona a la comunidad científica un buen ejemplo del pasado ante lo que pueda suceder por causa de futuras explosiones de metano", concluyó Andreassen. 

    Además:

    El cráter de Chicxulub: ¿el origen de la vida en la Tierra?
    Foto emocionante: encuentran a un oso polar 'rezando' en el Ártico
    Etiquetas:
    cráter, Mar de Barents, Ártico
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik