Widgets Magazine
14:37 GMT +312 Noviembre 2019
En directo
    Vaquita de mar

    La vaquita marina: la especie que podría extinguirse en unos meses

    CC0 / NOAA/Paula Olson
    Medioambiente
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    Un cetáceo que vive en las aguas del alto Golfo de California está acaparando la atención del mundo entero. Se trata de la vaquita marina, una especie que en las últimas décadas ha sido víctima de la pesca ilegal indiscriminada. Actualmente, se estima que quedan unos 30 ejemplares.

    La vaquita ha estado en peligro de extinción desde 1990, según la lista roja de la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza. Unos pocos años después, en 1996, la clasificación de riesgo se elevó a un estado crítico, a pesar de los esfuerzos llevados adelante para evitar la desaparición.

    La organización de protección a la naturaleza WWF lanzó en los últimos días una campaña alertando sobre la situación de emergencia del cetáceo. Además de informar, la entidad recolecta firmas para exigir al Gobierno mexicano que tome acciones. Diversas personalidades, como el actor Leonardo di Caprio, han manifestado su apoyo a la iniciativa, dirigida al presidente Enrique Peña Nieto.

    Lea más: Asesinato de ballenas embarazadas refuerza polémica por casa desde buques japoneses

    "La vaquita marina es un cetáceo de la familia de las marsopas. Solamente vive en el alto Golfo de California. Hasta donde sabemos, la población prístina de esta especie —es decir, antes de que empezara a morir por causas humanas— se estima entre 3.000 y 5.000 animales", dijo a Sputnik Luis Medrano, profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y especialista en mastozoología marina.

    Hoy en día quedan solo unos 30. La explicación de esta caída drástica en el número de ejemplares es la pesca de la totoaba. Este pez ha sido capturado indiscriminadamente para su venta. En China, la vejiga natatoria del animal acuático es un bien muy preciado: se considera que tiene propiedades medicinales y hasta afrodisíacas.

    "La totoaba se pesca usando unas redes que en México llamamos chinchorros —agalleras—. Tiene un tamaño similar a la vaquita marina, alrededor de un metro y medio. Las redes para este pez también capturan incidentalmente a las vaquitas", explicó el biólogo.

    Lea más: ¿Quién está causando la extinción de los animales de América Latina?

    Ballenas Sei muertas en el sur de Chile
    © AP Photo / Vreni Haussermann/Huinay Scientific Center via AP
    La totoaba también está en peligro de extinción y su pesca comercial está prohibida por el Gobierno mexicano desde los años 70. Sin embargo, aún hoy en día los barcos pesqueros acuden a las aguas del Golfo de California para echar sus redes y comercializar las vejigas de los peces en Asia. El precio que alcanzan es tan alto, que son llamadas 'cocaína acuática' por el rédito que conlleva su comercio ilícito.

    "A través de los años esta mortalidad incidental de las vaquitas las ha llevado a un riesgo crítico de extinción. A mediados de la década de los 1990 se estimaba que había unas 600. Conforme ha pasado el tiempo, y a pesar de que el Gobierno mexicano ha hecho varios esfuerzos para proteger a la especie, sus estimaciones de abundancia han estado disminuyendo", comentó el catedrático.

    Lea más: Logran grabar por primera vez en la historia a la ballena más rara del mundo

    Ante esta situación dramática, varias entidades formaron el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA), que sigue la caída del número de estos cetáceos. Medrano recordó una estimación de población difundida a finales de 2014, que ubicaba en cerca de 100 el número de ejemplares, 25 de los cuales eran hembras reproductivas.

    En 2016, el CIRVA estimaba que había unas 60 vaquitas vivas. A inicios de 2017, la situación empeoró y la cifra descendió a 30. El titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Rafael Pacchiano, cuestionó esta cifra en declaraciones al diario Excélsior.

    Aunque Medrano dijo desconocer las declaraciones de Pacchiano, consideró que "no se puede criticar sin dar una alternativa de estimación". "Sabemos que son muy poquitas y es muy difícil calcular un número exacto, pero el escenario es crítico", acotó.

    Lea más: La muerte de 24 ballenas en México entristece al mundo

    En tanto, para evitar el desenlace trágico de la situación, "se requieren acciones muy drásticas". En primer lugar, "tomar acciones definitivas en contra de la pesca ilegal de la totoaba" para salvar a los pocos animales que quedan.

    "Segundo, la opción que se está viendo ahora, que para mi gusto es una acción ya desesperada pero ojalá tenga éxito, es la de llevar a las vaquitas a una pequeña bahía donde esos animales puedan vivir en semicautiverio. Y a partir de ahí, una vez resuelto el problema de la pesca en la región, tratar de hacer un programa para reintroducirlas", comentó.

    La vaquita es el cetáceo más amenazado del mundo. Otra especie en estado crítico es el delfín de Héctor, en las costas de Nueva Zelanda. Animales como la ballena azul, la franca y la de Bonnet también ven reducido su número de manos de la depredación humana.

    "El gran problema no solo con los cetáceos, sino con la biodiversidad en general, es que cerca de la mitad de las especies tienen una condición de riesgo sin evaluar, lo que la UICN llama 'deficientes de datos'. El problema grande sobre conservación en general es que hay mucha incertidumbre sobre muchas especies", concluyó el biólogo.

    Además:

    WWF lanza acción global urgente para evitar extinción de vaquita marina en México
    Etiquetas:
    extinción, vaquita marina, pesca ilegal, animales, CIRVA, WWF, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik