19:57 GMT +307 Diciembre 2019
En directo
    Cosecha de maíz

    "Ya no se puede producir alimentos sanos"

    © REUTERS / Stephane Mahe
    Medioambiente
    URL corto
    0 31
    Síguenos en

    Un informe en Argentina reveló que el 63% de los alimentos contiene por lo menos algún trazo de agroquímico. El organismo responsable aclaró que los niveles no son tóxicos, pero activistas advierten que no se puede medir sus consecuencias.

    El productor rural uruguayo Álvaro Jaume se mostró preocupado durante la entrevista con Sputnik. A su juicio, el agronegocio limita la vida útil de la tierra a unos seis o siete años en un "proceso predatorio" que especula con la adquisición de nuevos terrenos hasta que ya no hay espacio para "producir alimentos de forma sana".

    "Es raro encontrar un alimento sin ningún trazo químico. La conducta extractivista de los grandes productores del agronegocio que utilizan herbicidas, pesticidas y fertilizantes no solo agota la tierra, sino también provoca la contaminación de todos los recursos hídricos y afectan a las comunidades y a los productores vecinos", observó Jaume a Sputnik.

    El año pasado, el uruguayo intentó producir maíz orgánico, pero a pesar de toda la inversión que hizo, sus granos no obtuvieron la certificación necesaria porque las pruebas encontraron trazos químicos. "Ya no se puede producir alimentos sanos, ni que hablar orgánicos", aseveró y alertó de la posibilidad de que los pocos terrenos e iniciativas para sembrar de forma sana desaparezcan.

    "En el caso del maíz, como se trata de un alimento de polinización abierta, es posible que una abejita que haya visitado una plantación en la que se utiliza algún producto artificial pueda haber contaminado la mía. Tuvimos muchas pérdidas", lamentó.

    De acuerdo con el productor que integra la Asamblea Permanente por la Tierra y el Agua de Uruguay, la utilización desenfrenada de agroquímicos, además de la producción de alimentos transgénicos cuyo impacto todavía no está determinado, tiene consecuencias a la salud, desde una simple diarrea o reacción alérgica, hasta el desarrollo de diferentes tipos de cáncer.

    "Existe una relación con las llamadas enfermedades modernas. No es casual que Uruguay sea uno de los 10 países del mundo con mayor incidencia de cáncer. Entre 2010 y 2011 nuestro país aumentó en 10 veces la importación de agrotóxicos", afirmó.

    Respecto a los transgénicos, Jaume se encuentra en plena batalla en el departamento de Canelones, donde reside y mantiene su quinta. Allí se creó la Comisión por un Canelones Libre de Soja Transgénica y Defensa del Agua, que logró 12.500 firmas para prohibir dicho alimento genéticamente modificado. Sin embargo, el productor consideró que la clave está en concientizar a los consumidores para incidir en un cambio político.

    "Cuando los consumidores se den cuenta de lo que pasa, que hasta la leche está contaminada debido a ese problema político, se podrá lograr algún cambio. Pero en Uruguay todavía estamos lejos porque ni siquiera hemos logrado exigir que los productos comercializados contengan la etiqueta de transgénico que le otorga al consumidor la opción de elegir consumirlo o no", resaltó.

    Jaume remarcó que la concientización de los consumidores puede ayudar a democratizar el acceso a alimentos orgánicos, que actualmente son caros no solo para adquirirlos, sino también para producirlos. Como productor y consumidor, el uruguayo reclamó un mayor estímulo a esa opción que, al ser una opción de pocos, termina caracterizándose como un lujo "gourmet", cuando sería lo más recomendable a todos.

    Un informe del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) de Argentina difundido en la prensa reveló que un 63% de las frutas y hortalizas comercializadas en el país contienen algún trazo químico. La incidencia en el caso de las peras, por ejemplo, llega al 98%. Ante la repercusión del estudio, el organismo aseguró, en un comunicado, que dichas tasas "no representan un riesgo para la salud del consumidor".

    Además:

    Agencia de inteligencia de EEUU pide a empresas ayuda para detectar transgénicos
    Transgénicos son una salida a la crisis agrícola en Bolivia
    Rusia restringirá la importación de piensos de Argentina, Brasil y China por transgénicos
    Etiquetas:
    productos transgénicos, alimentos saludables, industria agroalimentaria, agrotóxicos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik