18:24 GMT22 Septiembre 2020
En directo
    Medioambiente
    URL corto
    0 31
    Síguenos en

    SANTIAGO (Sputnik) — La Reserva de la Biosfera Cabo de Hornos, ubicada en la austral región de Magallanes y la Antártica chilena, se ha convertido en el nuevo polo de investigación internacional del cambio climático por sus condiciones geográficas únicas, afirmó el biólogo sudamericano Ricardo Rozzi.

    Los entornos costeros del archipiélago Cabo de Hornos "son un receptáculo clave para mitigar el dióxido de carbono del calentamiento global por sus condiciones prístinas, alto nivel de oxígeno y biodiversidad marina", que vuelven a la reserva uno de los ecosistemas más productivos del mundo, con la potencialidad de almacenar "carbono azul", señaló el científico durante una conferencia de la Fundación Imagen de Chile.

    El también filósofo a cargo del Programa de Conservación Biocultural Subantártica destacó que la importancia de dicho territorio a nivel global se debe a su ubicación "en el área más extrema del hemisferio sur, rodeada en un 98% de mar", por lo que sus estudios no son replicables en otras zonas.

    Dada la relevancia de este lugar, en el año 2000 se creó el programa dirigido por Rozzi, que ha impulsado la instalación de dos nuevos sitios de monitoreo en las islas Hornos y Diego Ramírez, en dicha zona, que se suman a la estación Parque Omora, formando una red internacional que incluye cinco subredes en 43 países con presencia en los cinco continentes, enfocada a la medición del cambio climático en los diversos tipos de territorio del planeta.

    La iniciativa, que trabaja en Sudamérica con los bosques preindustriales más grandes del mundo (tres millones de hectáreas), pretende además ampliar la Reserva en 200 millas náuticas al sur de las islas Diego Ramírez, para crear un área marina protegida que permita la pesca responsable a los habitantes y potenciar el turismo de navegación en los glaciares y la Antártica.

    Por su parte, el Gobierno aprobó el pasado noviembre un fondo de 8.361 millones de pesos (unos 12,6 millones de dólares) para la construcción del nuevo Centro Subantártico Cabo de Hornos en la localidad de Puerto Williams (sur), con el fin de potenciar la investigación científica en la zona, que contará con la colaboración de países como el Reino Unido, Estados Unidos y Japón.

    Además:

    Grandes compañías impulsan acciones para combatir el cambio climático
    La ONU llama a países ricos a cooperar con países más débiles en cambio climático
    Machos alfa, los más afectados por el cambio climático
    Mitos y verdades del cambio climático: ¿qué intereses hay detrás?
    Etiquetas:
    Cabo de Hornos, cambio climático, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook