19:08 GMT26 Septiembre 2020
En directo
    Medioambiente
    URL corto
    1151
    Síguenos en

    Un equipo internacional de científicos ha desvelado las causas de la niebla más mortífera en la historia del Reino Unido.

    Resulta que la Gran Niebla que azotó Londres en 1952 fue provocada por la alta consistencia de sulfato en el aire. 

    Según el estudio publicado en la revista PNAS, las moléculas de sulfato se formaron a raíz de una reacción química entre el dióxido de azufre y el nitrógeno, que fueron enviados al aire mediante las emisiones de automóviles y las chimeneas de las centrales eléctricas.

    Cabe mencionar que el sulfato es una sustancia química que contribuye a la formación de otras moléculas, como nitratos. Estas sustancias con alta consistencia de nitrógeno son capaces de empeorar aún más el nivel de contaminación del aire.

    Cuando las gotas del agua —que también formaban parte de la bruma— se evaporaron, se produjo la concentración de moléculas peligrosas, que posteriormente se precipitaron sobre Londres. 

    Así, toda la capital británica resultó cubierta en el lejano 1952 de sustancias toxicas que penetraron en los pulmones de sus habitantes.

    La Gran Niebla se debió, además, a las condiciones meteorológicas favorables que se produjeron en Londres como consecuencia de un anticiclón. Varios testimonios aseguran que, en aquellos días, el cielo se tiñó de color amarillo y se apoderó de la urbe un olor repugnante.

    La gente propensa a padecer enfermedades respiratorias crónicas empezó a enfermar de bronquitis y pulmonía. Según los datos, al menos 12.000 murieron a raíz de la Gran Niebla.

    Además:

    Los vientos liberan a los pequineses de la contaminación tras cinco días bajo la bruma
    Etiquetas:
    tiempo, enfermedad, víctimas, Londres, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook