Widgets Magazine
En directo
    Alrededores de Jáchal, Argentina

    Un pueblo argentino lucha contra el proyecto minero que contamina sus aguas

    CC BY 2.0 / Gaston Ferreyra / Jachal
    Medioambiente
    URL corto
    0 11

    Los vecinos de una municipalidad argentina exigen a las autoridades que clausuren una mina a cielo abierto operada por la empresa canadiense Barrick Gold, tras repetidos derrames de sustancias tóxicas en las aguas que consumen.

    Los vecinos de Jáchal, un municipio de 21.000 habitantes de la provincia argentina de San Juan (centro-oeste), ocuparon el pasado 5 de octubre la sede del gobierno local para exigir medidas concretas de las autoridades ante un nuevo derrame de minerales nocivos en la mina de oro Veladero, dentro del territorio de la comuna.

    Se trata del segundo derrame que reconoce Barrick Gold, aunque hasta el momento se han denunciado cinco a la Justicia, explicó a Sputnik Iván Balmaceda, integrante de la Asamblea 'Jáchal no se toca'.

    El último ocurrió el 8 de septiembre, aunque la empresa lo hizo público una semana después, casualmente a un año de otro incidente similar, en el que unos cinco millones de litros de aguas contaminadas con metales pesados fueron vertidos en los cursos de agua cercanos a la mina.

    Las aguas contaminadas provienen del valle de lixiviación de la mina, donde se expone la roca extraída de las canteras a una solución de cianuro para extraer los metales que se desea procesar, en este caso el oro.

    Sin embargo, en el proceso se forma un 'cóctel' de la mezcla del cianuro con otros minerales nocivos para el consumo, como el aluminio, el cadmio, el boro, el azufre o el arsénico, indicó Balmaceda.

    "Históricamente, el agua de Jáchal tenía arsénico. Pero hoy en día tiene mucho más", aseguró.

    El ambientalista citó análisis realizados por la Universidad Nacional de Cuyo, con muestras de diversos puntos de Jáchal, que prueban cómo progresivamente aumenta la presencia de mercurio a mayor distancia de la mina.

    Las imágenes más memorables de la semana
    © AFP 2019 / Patrick Kovarik
    Sin embargo, Barrick Gold negó en un comunicado que se hayan derramado aguas con cianuro, aunque reconoce el escape de minerales sólidos.

    "La gente no puede seguir tomando esa agua. Alguien se tiene que hacer cargo de esto", sentenció el habitante de Jáchal.

    Asimismo, el valle de lixiviación de la mina opera en su cota máxima, explicó Balmaceda, por lo que considera que cualquier desprendimiento de hielos de la montaña puede acarrear un nuevo derrame.

    Los vecinos ocuparon este miércoles y jueves la sede de la Municipalidad de Jáchal en reclamo de una respuesta de las autoridades locales o nacionales.

    La protesta se debió a que un juez decidió "levantar" la prohibición —de funcionamiento de la mina— a pocas horas de recibir el expediente, lo que fue calificado como una "burla" por los lugareños.

    Los asambleístas exigen "un plan de contingencia" ante este tipo de situaciones de emergencia, así como la suspensión de la empresa hasta que se hagan públicos los resultados de los análisis de agua de septiembre.

    Además, los habitantes del municipio reclaman que se haga un "informe de impacto ambiental" de acuerdo con la ley de glaciares que rige en Argentina, ya que la mina opera en "zonas glaciares o periglaciares" que "nunca se inventariaron".

    Greenpeace Argentina puso en línea una petición dirigida al presidente de ese país, Mauricio Macri, para exigir el cierre inmediato de la mina. Hasta el momento, se han cosechado casi 250.000 firmas. 

    Además:

    Gobierno argentino denuncia a minera Barrick por incumplir protocolos
    Juez argentino ordena operativos en dos ministerios tras nuevo derrame de Barrick Gold
    Etiquetas:
    contaminación, Barrick Gold, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik