Widgets Magazine
En directo
    Una huerta uruguaya

    Combatir los pesticidas desde casa: se multiplican las huertas urbanas en Uruguay

    © Foto : Martín Fossemale
    Medioambiente
    URL corto
    0 50

    Cada vez más uruguayos buscan formas alternativas de mejorar su alimentación y evitar los pesticidas de la industria agrícola.

    Más de 800 familias desarrollan su propia huerta desde 2015 en el departamento de Florida. El proyecto "Programa de Huerta Orgánica" fue incentivado desde la intendencia de esta región —con una población de 67.000 personas— que busca extenderlo a todas las escuelas de la circunscripción.

    Huertas en Uruguay
    © Foto : Martín Fossemale
    Huertas en Uruguay

    La tendencia también gana terreno en la capital del país. "En los últimos siglos la civilización ha hecho cosas con el mundo que no son buenas ni para las personas ni para el medio ambiente. La gente ha empezado a tomar conciencia de los daños provocados. Hoy miramos para atrás y decimos nunca más. Basta de contaminación, mala alimentación y consumismo salvaje. Ha despertado en nuestro país una conciencia verde", dijo a Sputnik Martín Fossemale, uno de los fundadores de Huerta En Casa, una empresa que instala huertas en hogares de Montevideo desde 2014.

    "Cuando empezamos éramos los únicos. Hoy hay cinco empresas más que se dedican a lo mismo en esta ciudad. El año pasado armamos 114 huertas. Este año vamos arriba del promedio, llevamos casi 100 y la demanda es cada vez mayor", aseguró Fossemale, y agregó que el 80% de sus clientes son mujeres que quieren que sus familias tengan una vida más sana.

    "Cuando alguien va al supermercado a comprar frutas y verduras no sabe de dónde vienen, ni qué métodos y pesticidas se utilizaron para hacerlas crecer. Por fortuna en este país hemos empezado a optar por plantar nuestros propios alimentos. De esta forma sabemos de dónde vienen y qué le pusimos", dijo Fossemale.

    En 2015, la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó al herbicida más popular del mundo, el glifosato, en una lista de posibles cancerígenos. "Hay muchos países donde se está prohibiendo. Es una de las principales causas por las que la gente está abandonando el consumo de productos agrícolas industriales. Si el Estado no hace nada, queda en nuestras manos cambiar el rumbo", aseguró el emprendedor uruguayo, quien admitió que las redes sociales han jugado un rol fundamental en la propagación de una conciencia más sana.

    • Una huerta en Uruguay
      Una huerta en Uruguay
      © Foto : Martín Fossemale
    • Una huerta en Uruguay
      Una huerta en Uruguay
      © Foto : Martín Fossemale
    1 / 2
    © Foto : Martín Fossemale
    Una huerta en Uruguay

    "La huerta es volver a nuestros orígenes, comer lo que cosechamos. El ser humano tiene en su ADN el tema de plantar, cultivar, cosechar y comer. Hace varias generaciones que perdimos eso por la lógica del consumo en el supermercado. El progreso nos mostró un rostro que nos hizo querer volver a las raíces", concluyó este emprendedor que no solo instala huertas, sino que además cultiva mentes dictando talleres sobre el tema.

    Etiquetas:
    Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik