En directo
    Medioambiente
    URL corto
    2112
    Síguenos en

    En 40 años se detectó que más de 10.000 poblaciones de vertebrados entre mamíferos, aves, peces, reptiles y anfibios sufrieron una disminución de un 52%, según Vida Silvestre Argentina.

    "Primero hay que reconocer la dinámica natural en la extinción de las especies. Algunas aparecen y otras desaparecen, incluso están las que se transforman en otra. A lo largo de la historia hubo cerca de 20 extinciones masivas. Cinco de ellas son las más importantes. Tal vez la más conocida sea la de los dinosaurios", dijo a Sputnik Enrique González, integrante de Vida Silvestre Uruguay y encargado de mamíferos del Museo Nacional de Historia Natural.

    "Sin embargo, en la actualidad está ocurriendo un fenómeno que se llama crisis global de la diversidad biológica, o la sexta extinción. Esto provocó la aceleración en las tasas naturales de extinción de especies y tiene que ver con la acción directa o indirecta del ser humano", explicó González.

    Las islas son muy vulnerables a la acción del hombre. "En estos lugares ha habido una introducción de fauna accidental por parte del ser humano, como las ratas que viajaban en los barcos con los navegantes. Estos roedores trepan a los árboles y se comen los huevos o pichones de los pájaros. También transmiten enfermedades. Han producido extinciones locales. Pero además a muchas islas se introdujeron gatos, perros, chanchos, monos, caballos, una cantidad de fauna que en el continente puede no tener alto impacto pero a nivel insular produjo la extinción de muchas especies", enfatizó el ambientalista.

    La ballena azul
    © Flickr / Amila Tennakoon
    La ballena azul

    Otras especies mueren por el cambio climático, como la ballena azul, que debido al calentamiento global y la acidificación de los océanos que afectan la tasa de reproducción del kril, su alimento, están en riesgo. Lo mismo sucede con la tortuga verde. Las temperaturas cálidas promueven el desarrollo de tortugas hembra. Esto provocó un fuerte impacto en la composición de su población, según publicó Vida Silvestre Argentina.

    Panda gigante
    © REUTERS / Connor Mallon/Smithsonian's National Zoo
    También hay especies amenazadas por la acción directa del hombre. "En algunas partes de América del Sur, como Uruguay y buena parte de Argentina, el jaguar está completamente extinto por la cacería. Pero en otras regiones como El Pantanal [llanura aluvial que cubre partes de Brasil, Bolivia y Paraguay] o la Amazonía, todavía es una especie abundante. La situación de una especie puede variar dependiendo de la localidad", explicó el activista.

    Otro factor importante de extinción es la modificación, eliminación y fragmentación de hábitat. "Un ejemplo de esto lo encontramos con el avance de los cultivos donde se han colonizado grandes áreas de campo natural para introducir el monocultivo de soja. En Uruguay tenemos el caso de la forestación con especies exóticas como el eucalipto", dijo González.

    El venado de las Pampas
    El venado de las Pampas

    "Todos estos factores juntos, la cacería, la introducción de especies exóticas, la modificación de hábitat, la introducción de animales y parásitos, produce que las poblaciones de algunas especies colapsen. Por todos estos motivos, en algunas partes de la región están en peligro de extinción el jaguar, el pecarí de collar, el oso hormiguero grande y el venado de campo", concluyó el especialista.

    Además:

    ¿Quiénes son los campeones en salto de altura del mundo animal? (y no son los canguros)
    Una tortuga tiene tanto sexo que salva a su especie de la extinción
    Etiquetas:
    extinción, fauna, Vida Silvestre Argentina, Vida Silvestre Uruguay, Enrique González, El Pantanal, Argentina, América Latina, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook