En directo
    Medioambiente
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    La compañía Faltazi la conforma un grupo de diseñadores franceses, autores de una herramienta súper ecológica y muy útil en el medio urbano: Uritonnoir, un mini váter portátil.

    "Hemos trabajado duro para aprender a utilizar dos tipos de residuos que hasta hoy no servían para producir nada: el heno y la orina", aclararon los diseñadores, Victor Massip y Laurent Lebot, en una entrevista con Sputnik.

    L'Uritonnoir — Dry urinal from FALTAZI on Vimeo.

    El primer paso fue inventar un embudo para la orina. Es tan pequeño que "puede ser enviado por correo ordinario", afirmaron los creadores de Uritonnoir. Dicho elemento es insertado en un bulto de heno, que absorbe el líquido a la manera de una esponja. Esta simple construcción puede servir tanto durante festivales como en jardines particulares.

    Uritonnoir
    © Foto : uritonnoir.com
    Uritonnoir

    "Es una herramienta de jardinero", explicaron los galos. "El jardinero orina en un bulto de heno y luego lo va reciclando ya como un montón de compost, que al año siguiente servirá de fertilizante para los legumbres", agregaron.

    Aparte de su uso en el campo, los Uritonnoires son indispensables en "ciertas áreas abandonadas de la ciudad". Massip y Lebot pretendieron incluso elaborar una especie de mapa de las zonas más adecuadas para instalar allí su 'obra maestra'.

    Uritonnoir
    © Foto : uritonnoir.com
    Uritonnoir

    Los mini urinarios galos atraen el interés del público general, aunque las flores que los coronan son un poco 'kitsch'.

    "Las flores sirven para mostrar que, en la parte superior, queda volumen sin utilizar. Se podría poner allí una caja con plantas de hoja perenne, como, por ejemplo, lavanda o salvia. Sería hermoso y, además, pondría de relieve que empleamos tecnologías de 'círculo cerrado'. Es decir, orina más heno, igual a montón de compost", añadieron.

    Uritonnoir
    © Foto : uritonnoir.com
    Uritonnoir

     

    "Una vez listo, el compost puede ser utilizado en las cajas con flores. El círculo queda completo", concluyeron los ingeniosos creadores.

    El precio no ha sido anunciado todavía, pero Massip y Lebot esperan que no supere los 1.000 euros. Desafortunadamente, tal y como pusieron de relieve los diseñadores, su producción será útil solo para los hombres.

    Además:

    Avión se convierte en transfórmer y corre en busca de aseos
    Etiquetas:
    ecología, Francia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook