21:40 GMT +316 Diciembre 2017
En directo
    Campaña contra el 'fracking' de EEUU en la industria petrolera de México

    Campaña contra el 'fracking' de EEUU en la industria petrolera de México

    © REUTERS/ Lucy Nicholson
    Ecología
    URL corto
    0 50

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) - México debe cerrar la puerta en su industria petrolera a la tecnología de fractura hidráulica o 'fracking', desarrollada en EEUU, porque es insegura y contaminante, dijo a Sputnik Nóvosti la coordinadora de la Red Latinoamericana sobre Industrias Extractivas, Aroa de la Fuente.

    "Los daños causados por la fractura hidráulica no pueden ser evitados con la regulación de la industria extractiva", dijo De la Fuente, en el lanzamiento de una campaña para difundir el peligro a la salud y el ambiente de esa tecnología.

    Con base en estudios científicos de profesionales de EEUU, utilizados para fundamentar la prohibición de esa tecnología en el estado de Nueva York, la fundación alemana Heinrich Böll (del Partido Verde de Alemania) y la Alianza Mexicana contra el Fracking, llamaron a las autoridades del país latinoamericano a abandonar la explotación de los reservorios fósiles de hidrocarburos no convencionales.

    México apuesta a relanzar su producción petrolera, con hidrocarburos 'shale' —de pizarra o lutitas- atrapados en sedimentos de rocas, por ejemplo en Coahuila, Veracruz y Puebla, en las que abunda un mineral llamado 'esquisto', a profundidades de 1.000 a 5.000 metros extraídos con base en inyección a presión de grandes flujos de agua y químicos para fracturar las formaciones rocosas.

    La ambientalista recomendó que los 30.000 millones de dólares destinados en México a exploración y producción de hidrocarburos, en los últimos tres años, "deberían invertirse en energías verdes o limpias para lograr la meta de 35 por ciento de la producción de energía con fuentes limpias", comprometidos por el Gobierno mexicano en la pasada conferencia contra el cambio climático celebrada en París, COP21.

    Prohibida en Nueva York

    Los ecologistas presentaron estudios ambientalistas en Nueva York que fundamentaron la prohibición de la fractura hidráulica en ese estado de EEUU en diciembre de 2014.

    Además, la contrastaron con el proyecto del Estado mexicano que "sigue apostando de manera irresponsable a la explotación de los hidrocarburos no convencionales mediante fractura hidráulica".

    Esa investigación en el país vecino que ha tenido un boom de esa industria en la última década, "tiene el potencial para ser una herramienta en las luchas contra la fractura hidráulica en América Latina", dijo a su turno Annette von Schoenfeld, representante de la Fundación Heinrich Böll en México.

    Los principales riesgos y daños identificados son "los impactos en la salud pública con afectaciones, entre otros, como disrupciones endócrinas, malformaciones, problemas respiratorios y cáncer dada la contaminación del aire, el uso excesivo y alarmante de contaminación del agua, las emisiones radioactivas".

    Además, las fracturas de rocas a gran profundidad de hasta 5 kilómetros producen "sismos inducidos por la disposición de las aguas de retorno, impactos de la infraestructura asociada, así como los riesgos en la seguridad y el aceleramiento del cambio climático", explicó por su parte Sandra Steingrabe, coautora del compendio de hallazgos científicos.

    Produccion versus salud

    En EEUU, la fractura hidráulica permitió relanzar su producción y alcanzar en 2015 los niveles producción petrolera nunca vistos desde 1970, en busca de su independencia de los productores de petróleo.

    Sin embargo, "todos estos estudios evidencian que las regulaciones no pueden evitar ni mitigar los daños causados por esta técnica", dice el documento de los ecologistas.

    "La única vía para que los daños no se produzcan es prohibir el fracking, como se hizo el estado de Nueva York", dijo Colleen Boland, fundadora del grupo 'We are Seneca Lake' (Somos el Lago Seneca) de Nueva York.

    Julián Ramírez, de la Alianza Mexicana contra el Fracking, dijo por su parte que "el Gobierno de México está impulsando de manera irresponsable esta técnica para extraer hidrocarburos no convencionales" y relanzar su alicaída producción, que bajó de 3,4 a 2,2 millones de barriles diarios en 12 años.

    Según la Alianza, conformada por más de 40 organizaciones de México, Pemex "ya ha fracturado hidráulicamente numerosos pozos" en Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, Puebla y Tabasco, cometiendo "una violación a los derechos fundamentales de las poblaciones".

    Los daños fueron documentados en Papantla, estado de Veracruz, con "daños a la salud, fuentes de agua, actividades productivas, culturas y modos de vida milenarios", denunció Alejandra Jiménez de de la Alianza Mexicana contra el Fracking.

    El nuevo apogeo de producción petróleo en EEUU coincidió con el Gobierno de Barack Obama, por el aumento de la producción de petróleo de esquisto o 'shale'.

    Esa técnica creó microsismos y contaminación de mantos acuíferos en algunos casos en Europa y EEUU, pero no está probado que los accidentes sean un patrón inevitable si se cumplen la mejores prácticas y regulaciones en el proceso, dicen los ingenieros de esa industria.

    EEUU logró en 2015 elevar su producción a niveles de 1970 gracias a esa costosa tecnología de punta, y se proponía llegar en 2025 a los 10 millones de barriles diarios de petróleo, y volver a exportar por primera vez gracias a esa costosa tecnología que necesita precios arriba de 50 dólares por cada barril.

    Pero Arabia Saudí y otros productores árabes desataron una guerra de precios y lanzaron su producción a niveles históricos, para derrumbar los precios mundiales del petróleo y sacar del mercado a los productores de esquisto, que este año comenzaron a quebrar en EEUU.

    Además:

    Presidente de México insta a reemplazar el petróleo por energías limpias
    Etiquetas:
    fracking, Aroa de la Fuente, EEUU, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik