En directo
    Medioambiente
    URL corto
    Cambio climático (92)
    0 40
    Síguenos en

    Los fenómenos climáticos como El Niño y La Niña ocurren con más frecuencia e intensidad en los últimos años, aun cuando no se pueda determinar todavía que esto obedece a la influencia de actividades humanas, dijo este jueves a Sputnik Nóvosti el meteorólogo uruguayo Raúl Viñas.

    "El fenómeno de El Niño es a nivel global y quizás todavía no tenemos tanta influencia los seres humanos, pero se está dando con más frecuencia", estimó el especialista.

    Las lluvias intensas que están afectando a Paraguay, Argentina y Uruguay y que se enmarcan en la actual temporada de El Niño, están dentro de lo probable en cuanto a niveles anuales de precipitaciones, pero los cambios se observan “en los récords” de sequía en un solo mes, a la que sigue un superávit de precipitaciones al mes siguiente, explicó el meteorólogo.

    Para Viñas, docente de ciencias agrarias en la Universidad de la Empresa de Uruguay, la transición entre el fenómeno de La Niña y el de El Niño se está dando sin situaciones intermedias, a pesar de no estar probada la responsabilidad humana.

    El Niño es la fase cálida del sistema oceánico atmosférico conocido como ENOS (El Niño-Oscilación del Sur), mientras la fase fría es La Niña.

    Hasta 2010 estas fases se presentaban periódicamente en el clima del planeta, con intervalos irregulares entre cada una, que podían ser de entre tres y cuatro años.

    Infografía: Calentamiento global y futuras catástrofes

    Pero "también en la zona del Pacífico pasamos de un año de La Niña a un año de El Niño casi sin situación intermedia cuando antes era lo más normal", explicó Viñas.

    Unas 100.000 personas en Paraguay, 7.500 en Argentina y casi 5.500 en Uruguay han sido evacuadas por la crecida de ríos tras las intensas lluvias de los últimos días.

    El Niño es un fenómeno climático irregular, que tiene lugar cuando se produce un calentamiento anormal en las aguas superficiales del océano Pacífico ecuatorial, lo que altera la circulación atmosférica y modifica la dirección en la que soplan los vientos; estos a su vez tienden a disminuir su intensidad, generando un mayor calentamiento en el océano.

    El fenómeno tiene efectos diferentes en distintas regiones, puede provocar la ocurrencia de abundantes lluvias durante períodos prolongados, así como déficit de precipitaciones, que pueden derivar en sequías.

    Tema:
    Cambio climático (92)

    Además:

    América Latina y Asia son las regiones más golpeadas por El Niño
    Sur América busca superar consecuencias del fenómeno El Niño
    El año 2015, el más caluroso de la historia
    Etiquetas:
    La Niña, El Niño, clima, Raúl Viñas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik