Widgets Magazine
00:04 GMT +318 Septiembre 2019
En directo
    Stand en la Cumbre sobre Cambio Climático (COP21)

    "El nuevo acuerdo sobre el clima no detendrá el calentamiento global"

    © AFP 2019 / Patrick Kovarik
    Medioambiente
    URL corto
    Cambio climático (88)
    0 50
    Síguenos en

    El acuerdo que alcance la Cumbre sobre Cambio Climático (COP21) no logrará detener el calentamiento global, asegura a Sputnik Nóvosti Pablo Solón, ex embajador de Bolivia ante las Naciones Unidas y ex negociador por Bolivia sobre cambio climático.

    “Va a haber un acuerdo, pero va a ser malo”, dice Solón desde París, porque ya se conoce el resumen sobre las contribuciones y compromisos de 184 países.

    Cumbre del Clima, la esperanza del planeta
    © REUTERS / Alessandro Bianchi
    La conclusión es que “no solo no se va a llegar a la meta de reducir el aumento de la temperatura a menos de dos grados centígrados para fin de este siglo, sino que la temperatura se va a disparar y puede subir cuatro grados o más, debido a lo insignificante de las promesas de reducción de gases de efecto invernadero”, señala.

    El problema para Solón es que en París no se negocia reducción alguna, porque los países se han puesto de acuerdo de que no se le debe exigir a nadie aumentar sus compromisos.

    La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) fue adoptada en Nueva York en 1992. Todos los años se reúne la Conferencia de las Partes (COP, por sus siglas en inglés), para buscar nuevos acuerdos sobre el tema. En 1997, los gobiernos acordaron el Protocolo de Kioto con medidas más enérgicas para reducir el aumento de temperatura global, pero el Protocolo fracasó.

    La COP21 busca un acuerdo que reemplace el Protocolo de Kioto y evite que el calentamiento global supere los 2 grados centígrados hasta finales del siglo.

    Para Solón, los países más responsables “son los que tienen más emisiones históricas acumuladas, como Estados Unidos, la Unión Europea, Japón, Canadá, Rusia. Pero China ha pasado a ser el país con más emisiones por año y va en aumento”.

    Para el especialista, todos los países tienen que reducir las emisiones de gases. “Los países en vías de desarrollo, lejos de apostar por un camino diferente, están siguiendo el mismo camino, olvidando que así hemos llegado a esta situación catastrófica”, y advierte que, de seguir por la misma senda, “el planeta va a entrar en llamas”.

    En América Latina, las consecuencias del cambio climático son graves. “Ahora vamos a tener un remezón por el fenómeno del Niño, que viene cada ciertos años, pero los científicos anuncian que este será el niño “Godzilla”, pues va a llegar en diciembre y se va a quedar hasta mediados de 2016. Se prevén grandes inundaciones, sequías, derretimiento de glaciares”, previene.

    No se trata de un gran desastre, sino de que, año tras año, los fenómenos naturales van a ser más graves. “Después de este niño “Godzilla” va a venir un niño mucho más fuerte en un periodo más breve. Al desarreglarse el conjunto del sistema medio ambiental de la Tierra, estamos creando una situación donde se van a producir cada vez más desastres naturales en cadena desconocidos. Estos fenómenos existieron en épocas anteriores, pero no en los 100000 años de existencia de los seres humanos”.

    En Bolivia ya se ha perdido entre un 30 y un 50% de la nieve en los grandes nevados, lo cual provoca una disminución del agua disponible para consumo humano y para la agricultura. En las zonas bajas del continente, las inundaciones se van a agravar y las tormentas serán más fuertes. En las zonas frías están apareciendo enfermedades tropicales, porque al aumentar la temperatura, los mosquitos portadores emigran allí donde antes no podían vivir.

    El cambio climático es además la principal causa de migración en el mundo, debido al impacto sobre la producción de alimentos y al acceso a fuentes de agua, y provoca un aumento de los conflictos violentos por el acceso a los recursos naturales, como en África. Esto explicaría, entre otros motivos, la guerra civil en Siria, pues, según Solón, entre 2006 y 2011 hubo una gran sequía que agravó las condiciones de vida de muchos sectores.

    En cuanto a los resultados de esta Cumbre, Solón es pesimista. Para lograr que el aumento de la temperatura sea menor a dos grados, las emisiones de gas de efecto invernadero deberían bajar a unas 35 giga toneladas para 2030, pero de las contribuciones que los países hicieron llegar a esta conferencia, se deduce que estas emisiones van a estar en 60 giga toneladas, 25 más de la meta, destaca Solón.

    Además, no se limitará la extracción de combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas), de donde provienen dos terceras partes de la emisión de gases de efecto invernadero, ni se harán compromisos sobre la deforestación, que genera otro cuarto de las emisiones de gases.

    “Si se quiere atender el cambio climático, hay que garantizar cero deforestación en el curso de los próximos cinco años y hay que acordar que el 80% de las reservas conocidas de combustibles fósiles quede bajo la tierra”, concluye Solón.

    Tema:
    Cambio climático (88)

    Además:

    Compromiso de Chile para la COP 21 es poco ambicioso, según ambientalista
    El año 2015, el más caluroso de la historia
    Un acuerdo en la cumbre del clima será una señal de fuerza y determinación
    No hay Plan B porque no hay Planeta B, dice Ban Ki-moon sobre el calentamiento global
    Brasil fue el único país del mundo en reducir un 40% sus emisiones de CO2, dice ministra
    Etiquetas:
    calentamiento global, cambio climático, acuerdo, COP21, París
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik