En directo
    Medioambiente
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    Expertos de las Naciones Unidas arribarán entre este jueves y el viernes a la localidad argentina de San José de Jáchal (noroeste), para verificar si el agua de varios ríos de la zona contiene cianuro de un derrame ocurrido el domingo, dijo a la prensa local el gobernador de la provincia de San Juan, José Luis Gioja.

    "Diez o veinte ojos ven más que dos", graficó Gioja, al anunciar la llegada de expertos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

    El gobernador negó las afirmaciones de algunos diputados de la provincia, quienes sostienen que el río Jáchal y sus afluentes, que abastecen de agua potable al pueblo, están contaminados con cianuro.

    "Le pido a la comunidad no mezclar cuestiones ideológicas y políticas con una reivindicación muy sana que tiene que ver con la sustentabilidad de todo esto", afirmó ante los periodistas.

    Los estudios que se han realizado en los ríos "dan cero vestigio de cianuro", remarcó.

    El domingo, la rotura de un caño que transportaba cianuro, propiedad de la empresa minera Barrick Gold, provocó alarma en la localidad, ubicada a unos 145 kilómetros al norte de la ciudad de San Juan, capital de la provincia del mismo nombre.

    El miércoles, la Gobernación de San Juan había anunciado que denunciaría penalmente a la empresa, con el objeto de investigar la información revelada.

    Ese mismo día, la empresa presentó ante el Ministerio de Minería de la provincia un informe preliminar, en el que reconoce que se derramaron 224.000 litros de agua con cianuro.

    Esto obligó a Barrick Gold a activar un plan de contingencia "considerando un evento de emergencia del nivel más alto", señala el informe.

    Ante esta situación, el juez Pablo Nicolás Oritja ordenó el miércoles que Barrick Gold suspendiera sus actividades en la zona durante cinco días.

    "Suspéndase el proceso de lixiviación que se realiza en la mina Veladero por el término de cinco días", indica el fallo.

    En ese plazo, la empresa deberá "acreditar y constatar", mediante consultores designados por la justicia, "el funcionamiento seguro del proceso de lixiviación", agrega.

    Oritja también solicitó la inspección ocular de la mina, "a fin de constatar las condiciones de seguridad de los procedimientos de explotación que tengan relación con los hechos puestos en conocimiento".

    Por su parte, el Concejo Deliberante de Jáchal declaró el miércoles la emergencia ambiental y social, así como el manejo de fondos públicos para garantizar el suministro de agua mineral para la población.

    Al mismo tiempo, distintos dirigentes sociales de la localidad interpusieron una denuncia ante la justicia, para exigir que se investiguen las causas del derrame de cianuro.

    Saúl Zeballos, integrante de la Asamblea Jáchal No Se Toca, comentó el miércoles a Sputnik Nóvosti que se exigió "una exhaustiva investigación" ante "la presunta comisión de delitos contra la salud pública, referidos a la posible contaminación del agua destinada al consumo humano".

    La mina Veladero
    La mina Veladero

    Además, pidió que se investigue e informe "lo que ni el Gobierno municipal ni el provincial dicen" sobre el incidente.

    La Ley de Residuos Peligrosos prevé penas por imprudencia, negligencia o impericia, que van de un mes a tres años de prisión, dependiendo de si afecta o no a las personas.

    La mina Veladero, que emplea a más de 3.800 personas, se encuentra en el departamento de Iglesia, 370 kilómetros al norte de la cuidad de San Juan.

    Según datos que figuran en el sitio web de la empresa, en 2013 se extrajeron de allí unas 640.000 onzas de oro.

    Etiquetas:
    Veladero, cianuro, salud, contaminación, mina, Barrick Gold, ONU, Saúl Zeballos, José Luis Gioja, San José de Jáchal, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook