En directo
    Medioambiente

    Descubren una amplia zona radiactiva a 500-800 km al este de Fukushima

    Medioambiente
    URL corto
    Fuertes terremotos sacuden Japón (227)
    0 0 0

    Investigadores rusos descubrieron una amplia zona de contaminación radiactiva, no peligrosa para humanos, en el noroeste del Pacífico, a unos 500-800 kilómetros al este de la averiada central nuclear japonesa de Fukushima, comunicó hoy Evgueni Karasev, subdirector del Instituto de estudios hidrometeorológicos del Lejano Oriente.

    Investigadores rusos descubrieron una amplia zona de contaminación radiactiva, no peligrosa para humanos, en el noroeste del Pacífico, a unos 500-800 kilómetros al este de la averiada central nuclear japonesa de Fukushima, comunicó hoy Evgueni Karasev, subdirector del Instituto de estudios hidrometeorológicos del Lejano Oriente.

    La concentración del isótopo radiactivo cesio-137 en el sector es 10 veces superior a los niveles registrados antes del accidente de Fukushima, que se produjo en marzo de 2011. También fue detectado en la zona, por vez primera, el isótopo cesio-134.

    El subdirector del Instituto ruso para el desarrollo seguro de la energía atómica, Rafael Arutiunián, afirmó sin embargo que estos niveles no implican peligro alguno para los humanos.

    El consumo del agua procedente de este lugar, agregó, le expondría a una persona a “radiación del orden de una fracción de milisievert, es decir, decenas y centenares de veces por debajo de la radiactividad natural”.

    En lo que se refiere al cesio-134, su período de semidesintegración es de dos años, de modo que quedará reducido a cero dentro de algunos años (…) El incremento detectado con respecto al fondo natural (de radiación) puede ser objeto de un estudio científico pero no influye en absoluto en la salud humana”, agregó.

    Las últimas mediciones se llevaron a cabo en el marco de una expedición organizada por la Sociedad Geográfica de Rusia, la segunda ya desde abril de 2011. Sus miembros partieron el 17 de agosto a bordo del buque “Profesor Shokalski”, perteneciente al Servicio Federal ruso de Hidrometeorología y Monitoreo Medioambiental. La expedición permitió comprobar que el accidente nuclear de Fukushima no provocó ningún deterioro de la situación radiactiva en el Lejano Oriente.



    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    Fuertes terremotos sacuden Japón (227)