En directo

    "El regalo para Putin"

    Dicen y Diremos
    URL corto
    Por
    El asalto al Capitolio de EEUU (111)
    0 251
    Síguenos en

    En esta edición de nuestro programa hablaremos de los regalos al presidente ruso, Vladimir Putin.

    Y no se trata de los regalos de Navidad. La presidenta del Congreso estadounidense, Nancy Pelosi, acusó al presidente saliente de Estados Unidos Donald Trump de hacer "el más grande de todos los regalos" a su homólogo ruso. Pelosi se refería a los disturbios sin precedentes registrados en el Capitolio, donde los manifestantes pro-Trump irrumpieron a varias zonas protegidas, forzando a un receso de emergencia en ambas cámaras, donde se debatía la certificación de los resultados electorales.

    Resulta que miles de simpatizantes se niegan a aceptar la derrota electoral del presidente saliente Donald Trump. Sus partidarios acudieron en masa a la capital del país para protestar mientras el Congreso se reunía para certificar la victoria del presidente electo Joe Biden. Y parece que sus adversarios políticos consideran que detrás de estos disturbios ha estado el Kremlin, o por los medios que Trump incitó estas protestas para complacerle a Putin.

    "¿Hay tiempo para aplicar la vigesimoquinta enmienda y destituir al presidente Trump?", titula a una de sus crónicas sobre el tema la CNN.

    Lo único que queda claro de este reportaje es que la sociedad estadounidense está dividida y que la victoria de Trump en las elecciones de 2016 no fue casual. Al igual que sus adversarios hace cuatro años, Trump no quiere reconocer su derrota, ni tampoco sus seguidores. A su vez, la parte vencedora en las elecciones actuales considera que Trump incitó un golpe de Estado y merece destitución inmediata. "Pelosi pide que se destituya a Trump vía la 25 Enmienda de la Constitución", titula a una crónica publicada en su página web el cnal Spectrum Noticias NY1.

    La realidad es que Pelosi dice cosas raras. Porque lo que pretende decir es que los disturbios en Washington ni siquiera han sido organizados por Trump para complacer el Kremlin. Dice casi textualmente que las protestas son obra de Putin que las organizó a través de Trump, su "instrumento" en Estados Unidos. 

    Mientras tanto, tanto la derrota electoral de Trump, como su ascenso a la cima del poder global fue, antes de nada, un testimonio de su acrítica adoración a sí mismo. Heredero de fortuna y negocios de su padre, pasó de cuestionado promotor inmobiliario a magnate hotelero, destacó en una de sus crónicas la edición en español de Euronews, poco antes de las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos. También pasó de un presidente a quien desde su primer día le acusaban de ser amigo de Rusia y marioneta del Kremlin a un presidente que al abandonar la Casa Blanca, deja las relaciones bilaterales con Rusia en su momento más crítico desde la época de la Guerra Fría.

    "Trump o el valor de la constancia narcisista", titula Euronews.

    Lo que dice y lo que hace Trump antes de nada obedece a su acrítica adoración a sí mismo y no a Putin. Impensable para muchos, inevitable para él, como dice Euronews. 

    A diferencia de la presidenta del Congreso, Nancy Pelosi, parece que el presidente electo de Estados Unidos se da cuenta perfectamente de que el asalto al Capitolio no es un regalo a Putin, ni un regalo de Putin.

    El demócrata denunció la negativa de Trump a aceptar la derrota electoral e insinuó que, con sus discursos y retórica furiosa, él era el culpable de la violencia. Biden dijo que las palabras de un presidente "pueden incitar", en una clara alusión al magnate y a los disturbios causados por sus simpatizantes.

    "Biden condena el caos en Washington: 'No son protestas, es insurrección'", titula France24.

    Parece que efectivamente Biden tiene un enfoque mucho más realista que Nancy Pelosi. Más aun, se da cuenta de que el que quiere socavar la democracia estadounidense no es Putin. Es el propio Trump no lo hace a instancias del Kremlin, sino porque adora a sí mismo y se cree el mejor presidente de todos los tiempos.

    La clave de las palabras de Biden, sin embargo, es la advertencia de que la democracia estadounidense está en peligro y "bajo un ataque sin precedentes" a causa de la "resurrección" incitada por Trump.

    El analista político Emilio Viano opina que los graves disturbios en el Capitolio estadounidense del 6 de enero son un reflejo de "la fragilidad de la democracia (...) cuando se le da tanto poder a un líder que no piensa al país y solo piensa en su propio poder". Emilio Viano: "Trump quiere irse destruyendo todo", titula France 24.

    Parece que se trata de otro enfoque bastante realista. Darse cuenta de que la democracia estadounidense es frágil y requiere atención inmediata es totalmente correcto. Sin embargo, quedan algunas preguntas. Por ejemplo, no está claro ¿porqué es tan frágil la democracia estadounidense que como se supone es una de las más estables en el mundo? Lo que tampoco queda claro es a qué poderes demasiados que se le otorgaron al "dictador Trump" se refiere el experto. Se entiende que Trump actuó en el mismo marco legal que su predecesores de las últimas décadas.

    Posible respuesta a algunas de estas preguntas nos sugirió la portavoz del ministerio ruso de Exteriores ruso, María Zajárova. "Rusia: sistema electoral 'arcaico de Estados Unidos no cumple criterios democráticos", titula a una de sus crónicas AFP.

    Si solo fuera hipocresía o condescendencia no sería la peor opción. Pero regresando a la declaración de la presidenta del Congreso estadounidense, Nancy Pelosi, sobre el regalo de Trump a Putin hay que constatar que se trata de una mala noticia para Estados Unidos.

    Si es verdad que un presidente estadounidense puede ser mero instrumento del Kremlin, la democracia estadounidense realmente está en peligro o tiene algo roto. Si realmente la propaganda rusa puede hacerle presidente a Trump o bien incitar disturbios en Washington contra la victoria de Biden eso quiere decir que la propaganda rusa va ganando la batalla. Porque la propaganda Occidental contra Putin con todos sus recursos hasta el momento no ha podido conseguir ni una décima parte, nada parecido.

    Y si no es Putin, no sé si es mejor o peor para Estados Unidos. Porque entonces sería un error interno de  la democracia estadounidense que tal y como dicen los expertos pone de manifiesto la fragilidad y la vulnerabilidad de esta democracia.

    Tema:
    El asalto al Capitolio de EEUU (111)
    Etiquetas:
    intromisión, Vladímir Putin, Capitolio de los Estados Unidos, violencia, Joe Biden, Donald Trump, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook